-1
archive,paged,tag,tag-igp-ternasco-de-aragon,tag-246,paged-2,tag-paged-2,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-5.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

“CARNES CON ESTILO”: NUEVOS CORTES, NUEVAS RECETAS

  • Las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Ternera Gallega y Ternasco de Aragón están dando a conocer entre los consumidores los nuevos y versátiles cortes de sus carnes.
  • Dentro de la campaña de promoción europea “Carnes con estilo”, han lanzado una web (carnesconestiloigp.com), donde se explica la calidad en el origen de estas carnes, los cortes más clásicos, los más vanguardistas y multitud de recetas para prepararlos.
  • Ambas IGP han realizado durante los meses de mayo y junio degustaciones en punto de venta para hacer llegar su producto al consumidor final.

Tanto el Ternasco de Aragón como la Ternera Gallega son carnes extremadamente versátiles a la hora de su preparación y consumo. Se trata de productos excelentes tanto si se cocinan en sus versiones más tradicionales, como si se opta por cortes más vanguardistas.

En su afán por dar a conocer la calidad y la excelencia de las carnes con origen certificado, y dentro del Plan de Promoción Europeo “Carnes con Estilo”, las IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón están haciendo llegar a los consumidores nuevos cortes alternativos y multitud de recetas para preparar platos diferentes a través de su página web conjunta, www.carnesconestiloigp.com.

 

Promoción de nuevos cortes

Las dos marcas de calidad están divulgando las piezas menos habituales de la canal, que garantizan una excelente calidad, a la altura de las partes más conocidas por los consumidores, pero a un precio más económico. Además, estos cortes alternativos ofrecen una gran versatilidad, ya que se pueden preparar a la plancha, al horno o asados.

Por ejemplo, junto a las piezas más tradicionales, como la paletilla, el costillar o la pierna, la IGP Ternasco de Aragón ha lanzado nuevos cortes como el Tournedó, el Filete de pierna, los Collares, los Churrasquitos, el Churrasco, o el Filete de Carrillón.

En el caso de la Ternera Gallega, a los más populares como el solomillo, la babilla, el entrecot, la tapa, la aguja o los morcillos, se le unen cortes alternativos como el filete de vacío, la bavette, el filetón de culata de contra o de llana. Infinitas opciones para que todo el mundo pueda cocinar de una forma cómoda, fácil y rápida.

Degustaciones ‘in situ’

Ambas IGP tienen como objetivo incrementar la percepción sobre las cualidades diferenciales de la Ternera Gallega y el Ternasco de Aragón, y aumentar la competitividad y el consumo de ambos productos. Por eso, durante los fines de semana de mayo y junio, han organizado degustaciones en punto de venta dirigidas al cliente final.

De este modo, en establecimientos de Madrid, Barcelona, Tarragona, Girona, Valencia, Alicante, Málaga, Zaragoza, Guipúzcoa, Bizkaia, Álava y Navarra, expertos cocineros han preparado a la plancha algunos de estos cortes alternativos para darlos a conocer entre los consumidores. Asimismo, se han repartido folletos informativos donde se explica la campaña “Carnes con estilo” y que contienen cuatro deliciosas recetas con estos versátiles cortes.

 

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros de menos de 10 meses, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

Para más información:

Patricia Magaña – 676 507 167 – p.magana@gaiacomunicacion.es

 

IGP’s TERNERA GALLEGA Y TERNASCO DE ARAGÓN, CALIDAD Y CONTROL DESDE EL ORIGEN

  • Las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP’s) diferencian productos asociados a un territorio con estrictas garantías sobre su procedencia, control y trazabilidad durante todo el proceso de producción y comercialización
  • Los sellos IGP son una herramienta para el consumidor que quiere diferenciar y elegir productos de calidad en el punto de venta

 

Cada vez más, los consumidores quieren conocer la procedencia de los alimentos que ponen sobre su mesa y son conscientes de que sus decisiones de compra tienen un impacto social y medioambiental importante.

Una de las mejores formas de tener la tranquilidad de que los alimentos que consumimos tienen garantizado su origen es buscar aquellos que estén amparados bajo un sello de calidad diferenciada como es el sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP).

La IGP Ternasco de Aragón y la IGP Ternera Gallega son claros ejemplos de la labor realizada por las Indicaciones Geográficas para brindar al consumidor las máximas garantías de calidad y origen, ofreciendo unas carnes de plena confianza distinguibles en el punto de venta gracias a su etiquetado.

 

Entidades acreditadas por la ENAC

Desde su fundación, la razón de ser de los Consejos Reguladores de las IGP’s Ternera Gallega y Ternasco de Aragón ha sido convertirse en organismos de control y certificación de las carnes que se amparan bajo sus sellos.

Ambas IGP’s están acreditadas por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), según los criterios recogidos en la Norma UNE-EN ISO/IEC 17065, para la certificación de los productos del sector agroalimentario, garantizando de este modo la calidad diferenciada del producto desde su origen, en sus respectivas ganaderías, hasta la obtención de la carne perfectamente identificada y certificada.

Cada una de estas IGP’s se rige tanto por un Pliego de Condiciones, donde se desarrollan los aspectos diferenciales, como por un estricto sistema de control en el que destacan dos puntos fundamentales: las inspecciones en las ganaderías y en las industrias inscritas.

 

Del campo a la mesa

En las ganaderías registradas en las IGP’s Ternasco de Aragón y Ternera Gallega, se asegura el control de las razas, la alimentación de los corderos y los terneros, el tiempo mínimo de lactación, el bienestar animal y las condiciones ambientales en las que deben criarse.

Los exhaustivos controles continúan en los mataderos y las salas de despiece inscritos en ambas Indicaciones Geográficas Protegidas. En este punto, se inspeccionan las condiciones de conservación de la carne amparada, su identificación y etiquetado y, por supuesto, los atributos de la canal, que garantizan la calidad del producto, la conformación y el estado de engrasamiento.

Todos estos controles, marcados en los Pliegos de Condiciones de cada una de las IGP’s, certifican el origen y las características diferenciales del producto final, por lo que el consumidor puede tener la tranquilidad de que la calidad de las carnes de Ternera Gallega y Ternasco de Aragón está asegurada.

 

Dos IGP´s que se unen para informar al consumidor    
Con el objetivo de ensalzar los valores diferenciales de las carnes amparadas bajo una Indicación Geográfica Protegida, la IGP Ternasco de Aragón y la IGP Ternera Gallega han puesto en marcha un ambicioso plan de promoción con el que quieren reivindicar las garantías de calidad y de origen que certifican sus sellos.

El programa, avalado por la Unión Europea, y con una duración de tres años, persigue varios objetivos, entre los que destacan ampliar el conocimiento de ambos sellos de calidad en España, incrementar la percepción sobre las cualidades diferenciales de la IGP Ternera Gallega y la IGP Ternasco de Aragón, y aumentar la competitividad y el consumo de ambos productos.

 

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

 

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros de menos de 10 meses, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

Foto Ternera Gallega

 

Para más información:

 

Cristina Ramos – 636 768 141 – c.ramos@gaiacomunicacion.es

LLEGAN “LAS CARNES CON ESTILO” DE IGP TERNERA GALLEGA Y TERNASCO DE ARAGÓN

Las Indicaciones Geográficas Protegidas Ternera Gallega y Ternasco de Aragón comienzan un plan de promoción que durante tres años reivindicará la importancia de los sellos de calidad garantizada de la Unión Europea, a través del programa de acciones “Carnes con estilo”.

Un ambicioso proyecto con el que estas dos históricas IGP´s quieren poner en valor las garantías de calidad y de origen que certifican los sellos, junto con el arraigo, la tradición y la identidad de nuestros territorios.

 

Dos IGP´s que comparten valores y experiencia

Estas dos denominaciones comparten valores, pero también historia. En el caso de la IGP Ternasco de Aragón, se trata de la primera carne fresca que fue reconocida con una Denominación específica en España. En esas mismas fechas, en 1989, la IGP Ternera Gallega comenzó su labor de control y promoción. Ambas IGP fueron reconocidas por la Unión Europea en 1996 siendo las dos primeras carnes frescas de vacuno y cordero, respectivamente, con un control integral y certificación de garantía reconocido por Europa.

Actualmente, ambas IGP´s son las más representativas en la comercialización de vacuno y cordero recental en España, donde Ternera Gallega representa el 55% del total del vacuno nacional español con sello IGP y Ternasco de Aragón, el 55% del total del cordero recental nacional con IGP.

Tanto por su veteranía y experiencia acumulada a lo largo de estos años como por su peso específico en el sector de carnes frescas certificadas con el sello de Indicación Geográfica Protegida, estas dos denominaciones han decidido unir fuerzas para reivindicar ante los profesionales y los responsables de compra del hogar los valores diferenciales que las identifican.

 

Un completo plan de acciones para el consumidor y los profesionales

Conscientes de la importancia de focalizar los esfuerzos para conseguir resultados, este plan de promoción va a contemplar diferentes actuaciones centradas principalmente en el punto de venta y el entorno online.

Por una parte, con una intensa propuesta de acciones de dinamización en los principales comercializadores nacionales de estas “Carnes con estilo”. Y, paralelamente, con una campaña de publicidad y contenidos digitales.

Esta propuesta de acciones promocionales permitirá transmitir al consumidor los valores diferenciales de los sellos de calidad europeos. Porque, además del sabor, la seguridad y la trazabilidad que llevan asociados, estos productos destacan también por los beneficios derivados de su influencia en el territorio, la creación de empleo de calidad y el relevo generacional en las zonas rurales, así como otros tantos aspectos que las dos IGP´s transmitirán a los consumidores.

 

IGP Ternera Gallega- 1

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable -demostrado en varios estudios profesionales publicados-, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros de menos de 10 meses, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con piensos autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de musculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

Para más información:

Cristina Ramos

c.ramos@gaiacomunicacion.es

636 768 141

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar Centro de privacidad Configuracion de Privacidad Leer nuestra Política de Privacidad