-1
archive,tag,tag-igp-ternasco-de-aragon,tag-246,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-5.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
IGP

¿QUÉ HAY DETRÁS DEL SELLO IGP DE LAS ‘CARNES CON ESTILO’?

  • El sello Indicación Geográfica Protegida (IGP) viene otorgado por la Unión Europea y avala productos de calidad alimentaria diferenciada, garantizados mediante controles específicos.
  • Cuando un consumidor adquiere un producto con el sello IGP, como Ternera Gallega y Ternasco de Aragón, apoya el trabajo de cientos de productores dedicados a que nuestros alimentos tengan la mayor calidad y garantías posibles.
  • El consumo de cordero Ternasco de Aragón IGP y Ternera Gallega IGP, ambas inmersas en el plan de promoción europeo “Carnes con estilo”, contribuye al sostenimiento del estilo de vida tradicional de muchas zonas rurales.

Desde hace siglos, las ganaderías de vacuno en Galicia y de ovino en Aragón han sido sustento de la economía rural de sus respectivos territorios. Hoy, en pleno siglo XXI, sigue siendo así, aunque ahora los ganaderos cuentan con una nueva herramienta que avala su trabajo, el sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP).

Este sello, otorgado por Europa a los alimentos de calidad diferenciada ligados por sus cualidades o características a un territorio, aporta a los ganaderos de hoy en día el aval de que su producto cumple con una serie de requisitos recogidos en estrictos pliegos de condiciones.

Hemos querido acercarnos hasta Galicia y Aragón, para conocer a cuatro productores adscritos a los consejos reguladores de Ternera Gallega y Ternasco de Aragón, y conocer de primera mano qué supone para ellos el sello IGP.

Teresa López, ganadera Ternera Gallega: “El sello IGP es garantía de lo que comes”

Teresa López, de 45 años, vive en la pequeña aldea de Foxado (A Coruña) desde los 25, cuando el amor hizo que se mudara desde su Barcelona natal hasta Galicia. Al tener a sus hijos, la necesidad de conciliar la vida familiar y profesional le llevó a ocuparse de la ganadería de sus suegros, con la ayuda puntual de su marido.

Hoy en día, tiene 39 vacas, un toro y 23 terneros adscritos al Consejo Regulador de la IGP Ternera Gallega. “Pertenecer a la IGP da seguridad a los ganaderos, pero sobre todo a los consumidores, ya que este sello es una garantía de calidad, de saber lo que estás comiendo”, explica.

Para Teresa, esta labor de control es fundamental: “Puedo atestiguar que hay inspecciones continuas, porque a mí me las hacen, vienen a mirar si los terneros siguen mamando hasta los siete meses, el pienso que comen, el agua que beben, etc. Creo que esto también es bueno para los ganaderos, porque siempre es mejor más seguridad que menos”.

Alberto Riba, ganadero de Ternasco de Aragón: “Las IGP están marcando al 100% la trazabilidad de cara al consumidor”

A diferencia de Teresa, Alberto Riba, aragonés de 44 años, viene de una familia con una gran tradición ganadera. No en vano su padre, Antonio Riba, fue uno de los fundadores de la cooperativa ‘Carne Aragón’, creada en 1981 por solo 25 ganaderos y que hoy en día, con más de 700, es Pastores Grupo Cooperativo.

Alberto, que cuida con su mujer un rebaño de alrededor de 600 ovejas en la comarca de Matarraña, una zona principalmente montañosa, es un firme convencido de la utilidad del pastoreo: “En invierno nos dedicamos principalmente a limpiar orillas de campos, pinos caídos, etc., que si no lo hacemos los pastores, no lo hace nadie… En primavera segamos la hierba y en verano recogemos la paja que le daremos en invierno a los animales. Este es nuestro día a día, los animales siempre lo primero”.

También, es un defensor del sello IGP, al que su familia siempre ha estado adscrita: “La trazabilidad y los controles que lleva a cabo la IGP son muy exhaustivos, controlan al 100% la trazabilidad. Se vigila la alimentación de las madres, de los corderos, la edad, los piensos, etc., para que nunca llegue al mercado un cordero que no tenga las máximas garantías para el consumidor”.

Ángel Santos, ganadero de Ternera Gallega: “El sello IGP aporta valor añadido a la carne”

Desde 2013, Ángel Santos, de 40 años, gestiona una ganadería junto a su madre, en Friol (Lugo). La vida de su familia siempre ha estado ligada a la crianza del ganado y él, que estudió Administrativo, decidió seguir la misma senda que su madre y abuelos y montar una explotación de vacuno.

Actualmente, en las 50 hectáreas que gestiona, pastan 70 cabezas de ganado y 35 terneros, aunque la media se sitúa en los 40. “Lo primero que hacemos al levantarnos es llevar a mamar a los terneros, y luego sacamos al ganado al aire libre a pastar, hasta la noche, cuando los volvemos a recoger”.

Todos sus animales son de Rubia Gallega: “En casa nunca hubo otra raza”, explica. Por eso todos sus terneros están inscritos dentro de la IGP Ternera Gallega, en la categoría de Ternera Gallega Suprema. “Porque el sello aporta un valor añadido a la carne y se nota la diferencia”.

Natalia Fanlo, ganadera de Ternasco de Aragón:

La más joven de los ganaderos entrevistados es Natalia Fanlo, de 27 años. En 2018, “fruto de una decisión meditada”, cambió de vida para dedicarse a las ovejas. Hoy, tiene 1.500 cabezas de ovino y caprino en Tauste (más de 1.400 de ovino), que pastan en los prados de Velilla y Gelsa.

“Desde el primer momento entré a formar parte de la IGP porque estoy criando ovejas de Rasa Aragonesa, y es una forma de mantener una raza autóctona de la zona, que considero importante que no se pierda. Y, además, le das un valor añadido a los corderos”, explica.

Pero quizá las ventajas más contundentes del sello europeo para Natalia son las que obtiene el consumidor final: “Las pautas que exige la IGP garantizan que es un producto de calidad, nacional, de proximidad y que cumple con toda la normativa de bienestar animal. Además -explica-, cuando compras Ternasco de Aragón IGP estás adquiriendo una carne sostenible que ayuda al mantenimiento del medioambiente, porque las ganaderías que pertenecen a la IGP pastan por los montes, y, además, fija la población, porque allí donde están los animales tienes que estar el ganadero”.

Y es que detrás del aval europeo Indicación Geográfica Protegida (IGP) está el trabajo, la forma de vida y el buen hacer de nuestros productores y ganaderos. ¡Búscalo en tu comercio habitual!

 

 

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

 

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

 

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

 

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

 

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

 

Son terneros jóvenes, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, los animales no superan los 10 meses y la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 

Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Fajitas Termera Gallega

“Carnes con estilo” nuevas recetas de otoño

Fajitas, brochetas, guisos, filetes rusos o tacos de ‘ternasquita pibil’ son algunas de las propuestas de las Indicaciones Geográficas Protegidas Ternasco de Aragón y Ternera Gallega para disfrutar de sus carnes durante los próximos meses.

Se trata de recetas sencillas, elaboradas con ingredientes de proximidad y fáciles de conseguir, que permiten explorar nuevos cortes de cordero y ternera fáciles y rápidos de preparar, que hacen que consumir estas carnes frescas sea más apetecible, asequible y cómodo que nunca.

El primer paso para todas las recetas es acudir al punto de venta habitual y buscar el sello europeo IGP, que certifica que estos productos son alimentos de calidad diferenciada. Con la materia prima en la cesta de la compra, ya solo queda ponerse ¡manos a la obra!

Para ello, ambas IGP nos proponen originales recetas como estas fantásticas Fajitas de Ternera Gallega IGP marinada a la parrilla, que se pueden preparar con económicos cortes como la bavette, los filetones de tapa o la babilla, o estos divertidos Tacos de Ternasco de Aragón IGP que se preparan con una pierna deshuesada de este cordero joven aragonés.

Además, estas IGP proponen recetas sin complicaciones, aptas para todos cocinillas de todos los niveles, como estos Filetes rusos de Ternera Gallega IGP con queso de cabra y cebolla frita ideales para cocinar con niños o este Bocata de Filete de Ternasco de Aragón IGP con huevos rotos y trufa que hará las delicias de los jóvenes de la casa.

Por su parte, las Brochetas de Ternera Gallega IGP al estilo oriental, elaboradas a partir de la cadera o la babilla de Ternera Gallega, nos permitirá viajar con el paladar hasta lugares remotos.

Tampoco pueden faltar los clásicos en la cocina, y las dos IGP proponen elaboraciones contundentes y muy apetecibles para las temperaturas otoñales, como este jugoso Carrillón de Ternasco de Aragón IGP al vino rancio, este guiso de Ternera Gallega IGP en salsa de piñones y setas, elaborado a partir de la contra, o la Falda de Ternasco de Aragón IGP en blanqueta.

Todas estas vídeorecetas se explican detalladamente y se unen a otras 20 elaboraciones, 10 con Ternera Gallega y 10 con Ternasco de Aragón que se pueden consultar en la página web de la campaña: www.carnesconestiloigp.com.

 

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

 

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

 

Son terneros jóvenes, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, los animales no superan los 10 meses y la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 

Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Chuletas

GALICIA Y ARAGÓN, TERRITORIOS PARA COMÉRSELOS

  • Galicia y Aragón son, sin duda, dos de los lugares más apetecibles de la geografía nacional. La diversidad cultural de estos territorios, unida a una gran tradición agroalimentaria, ha contribuido a la creación y consolidación de dos cocinas de carácter reconocidas en todo el país.
  • Las IGP Ternasco de Aragón y Ternera Gallega, ambas inmersas en el plan de promoción europeo “Carnes con estilo”, contribuyen a la riqueza gastronómica de sus regiones de origen con sus carnes frescas de calidad alimentaria diferenciada.

 

De norte a sur y de este a oeste. España es un auténtico paraíso para los amantes del buen yantar. Un lugar donde han pervivido a lo largo de los siglos platos y recetas de una gran tradición.

Estas recetas, además, son pequeñas porciones de la historia y la cultura de los territorios donde se elaboran, ya que suelen incorporar ingredientes autóctonos, productos de cercanía y proximidad, como Ternera Gallega y Ternasco de Aragón, carnes de origen y calidad garantizados bajo el sello IGP.

 

Aragón gastronómico

Aragón es un territorio de grandes contrastes. Desde las alta cumbres del Pirineo a las áridas tierras de los Monegros. Desde las fértiles tierras del valle del Ebro al paisaje pintoresco de montaña mediterránea de Teruel. Lugares muy dispares entre sí, pero con una estrecha vinculación social, cultural y gastronómica. Una comunidad, además, que cuenta desde hace siglos con una gran tradición en la ganadería ovina. Un hecho que, sin duda, ha contribuido a mantener vivo el entorno rural aragonés desde un punto de vista socioeconómico y medioambiental.

La gastronomía es, sin duda, una de las señas de identidad de Aragón. Y el Ternasco de Aragón IGP su buque insignia. La forma más tradicional de cocinarlo es al horno, asado con patatas panadera. Aunque en forma de guiso, pensando en los jarretes o los collares por ejemplo (en épocas más frías) o a la brasa, ideal con las chuletillas o el churrasco (más consumido con el buen tiempo), queda muy tierno y sabroso.

Los nuevos cortes del Ternasco de Aragón, pensados hace unos años para popularizar el consumo de la carne de cordero en el día a día, aportaron otras muchas formas de consumo como las tapas o los bocadillos elaborados con filete de pierna o churrasquitos o incluso algunas presentaciones más vanguardistas como la ventresca de Ternasco de Aragón IGP o el tournedó a la plancha. Un hito que puso en valor una gran versatilidad que convierte al Ternasco de Aragón IGP en un producto perfecto para cualquier ocasión.

Además, la carne de Ternasco de Aragón marida a la perfección con el resto de productos aragoneses amparados bajo las figuras de calidad diferenciada IGP, DOP y C´Alial. Productos como el vino, el cava, el Jamón de Teruel, el Melocotón de Calanda, la Cebolla de Fuentes de Ebro, los aceites del Bajo Aragón y Sierra del Moncayo, quesos, huevos o panes, la borraja de Aragón, la longaniza de Aragón, el lomo embuchado o la Trenza de Almudévar entre otros.

 

Galicia en el plato

Al igual que ocurre en Aragón con el Ternasco de Aragón, en Galicia el vacuno cuenta con siglos de tradición. Amparada bajo el sello IGP, la carne de Ternera Gallega procede de animales jóvenes, nacidos y criados en Galicia en base a sus razas autóctonas y sus cruces. Al paladar, encontramos una carne de textura suave que destaca por su intenso y delicioso sabor, su extraordinaria terneza, jugosidad y suculencia. Presente en toda la comunidad autónoma, Ternera Gallega protagoniza las más variadas propuestas gastronómicas, desde recetas clásicas a otras más innovadoras, gracias a la versatilidad de sus diferentes piezas.

Dentro de los platos más típicos de Galicia, tenemos la Carne ao caldeiro, que se puede cocinar con la falda o la aguja, pero también con el jarrete o la culata de contra. Además, el recetario gallego nos ofrece la tradicional Carne asada, típica en las fiestas y reuniones familiares, o su popular Empanada, que, rellena de carne, se puede elaborar con la aguja, la llana o la espaldilla de Ternera Gallega. Otra opción habitual en las romerías de Galicia y en los encuentros con la familia o los amigos, especialmente en esta época estival, es el churrasco. Esta comida tradicional, traída a la comunidad por los emigrantes retornados de América del Sur, se prepara con el costillar de ternera a la brasa o a la parrilla y se suele acompañar con salsa chimichurri.

Y aparte del clásico chuletón o solomillo a la plancha, Ternera Gallega también nos permite disfrutar de platos más actuales, como un Tataky o un Steak Tartar, gracias a la terneza que caracteriza a la carne amparada por la IGP.

Además, Ternera Gallega combina a la perfección con otros alimentos de calidad de Galicia, que cuenta con hasta 36 productos con IGP o DOP. Además de por sus vinos y licores, esta comunidad destaca por sus quesos, sus patatas, los pimientos de diferentes variedades, los mejillones o el capón, las castañas, la miel y las Fabas de Lourenzá, junto con el pan o la conocida Tarta de Santiago.

 

Mejor con vino

Ambas regiones presentan una enorme riqueza gastronómica liderada por el sabor de las carnes frescas de las IGP de Ternera Gallega y Ternasco de Aragón. Productos con los que uno está obligado a deleitarse y, si es con vino, mejor.

En el caso de Aragón, cualquier plato de Ternasco de Aragón puede acompañarse a las mil maravillas con una de las cuatro Denominaciones de Origen Protegidas de la región: Somontano, Campo de Borja, Calatayud y Cariñena; o de sus Vinos de la Tierra, reconocidos con el sello IGP: Bajo Aragón, Ribera del Gállego Cinco Villas, Ribera del Jiloca, Valdejalón y Valle del Cinca

Por su parte, merece la pena disfrutar de la Ternera Gallega acompañada de una de las Denominaciones de Origen Protegidas típicas de la zona: Rías Baixas, Ribeiro, Valdeorras, Ribeira Sacra y Monterrei o con uno de sus Vinos de la Tierra, con sello IGP: Barbanza e Iria, Betanzos, Val do Miño-Ourense y Ribeiras do Morrazo.

 

 IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros jóvenes, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, los animales no superan los 10 meses y la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Hamburguesa de Ternasco

CARNES CON ESTILO EN CASA: TERNERA Y TERNASCO

“Carnes con estilo”, programa de promoción cuyo fin es el reconocimiento de los sellos de calidad europeos, se suma a las recomendaciones de las autoridades sanitarias españolas y anima a todos a permanecer en casa por el bien común.

Sin embargo, quedarse en casa no significa no poder disfrutar de almuerzos y cenas sabrosas y nutritivas gracias a las carnes frescas que las IGP Ternasco de Aragón y Ternera Gallega distribuyen en sus puntos de venta habituales.

Ambas IGP ofrecen un amplio abanico de cortes, desde los más clásicos como el entrecot de Ternera Gallega o el costillar de Ternasco de Aragón, hasta otros menos habituales como el Tournedó, el Filete de pierna o los Churrasquitos en el caso de Ternasco de Aragón o el filete de vacío, la bavette o el filetón de contra en el caso de Ternera Gallega.

Se trata de cortes versátiles, económicos y muy fáciles de preparar para disfrutar de este tiempo en la cocina con estas jugosas y sabrosas carnes frescas de cordero y ternera.

Por eso, y para poder disfrutar de la calidad de estas carnes avaladas por el marchamo europeo de Indicación Geográfica Protegida, ambas IGP ofrecen esta batería de recetas “con estilo”, para disfrutar y divertirse cocinando en casa, probar nuevas recetas y compartir con la familia (o a solas) estos excelsos productos.

 

Hay platos para todos los gustos, desde preparaciones sencillas para los que, aun en confinamiento, no tienen un minuto que perder y elaboraciones más sofisticadas con las que pasar un buen rato en la cocina y darse un merecido homenaje. ¡A cocinar!

Escalopines de Ternera Gallega con alcaparras y limón

 

 

INGREDIENTES

  • 800 gr de filetes de cadera, babilla o tapa de Ternera Gallega IGP
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil
  • 0,1 L de vino blanco ribeiro
  • 75 gr mantequilla
  • 70 gr alcaparras
  • 3 limones
  • Sal
  • Pimienta negra

PREPARACIÓN

Cortar los filetes de ternera en pequeños escalopines de 50 gr cada uno. Adobar unas horas con el ajo picado, la mitad del perejil y el vino blanco. En una sartén amplia añadir la mantequilla y cuando haya derretido, dorar rápidamente los escalopines vuelta y vuelta añadiendo sal y pimienta al gusto. Retirar del fuego y añadir a la sartén las alcaparras, el zumo de los limones y el resto del perejil picado. Devolver la sartén al fuego y dar un hervor rápido al conjunto removiendo bien para que se impregnen bien los filetes de carne. Servir inmediatamente con el jugo de la sartén y unas hojas de perejil fresco.

Hamburguesa de Ternasco de Aragón IGP con puerro confitado en mantequilla y mayonesa de cacahuetes

 

INGREDIENTES

  • 4 hamburguesas (150 gr) de Ternasco de Aragón IGP
  • 4 panes de hamburguesa
  • 4 cucharadas soperas de mayonesa
  • 6 cucharadas soperas de cacahuetes fritos y salados
  • 1 puerro
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Brandy (opcional)
  • Sal, pimienta negra, orégano y curry

PREPARACIÓN

Para confitar el puerro en la mantequilla, lavar bajo agua fría y lo cortar en medias rodajas muy finas. Escurrir y poner a fuego muy suave con mantequilla en una sartén tapada durante 15 minutos, dándole vueltas para que no se agarre. Salpimentar y dejar reposar. Para la mayonesa, triturar 5 cucharadas de cacahuetes y mezclar con la mayonesa de forma homogénea. Picar la cucharada de cacahuetes restante para añadirle un poco picado al final. Marcar la hamburguesa a la plancha unos 4 minutos por cada cara para dejarla jugosa en el centro. Colocar puerro al gusto sobre la base de cada pan de hamburguesa. Colocar encima la hamburguesa, y espolvorear de orégano y de cacahuete picado al gusto. Colocar un poco de mayonesa de cacahuete y acabar con un poco de curry. Servir acompañado de unas buenas patatas fritas.

 

Costillar de Ternasco de Aragón IGP asado a la sidra con manzanas

INGREDIENTES

  •     1 costillar entero de Ternasco de Aragón IGP cortado en dos trozos iguales
  •     3 manzanas Golden de buen tamaño
  •     1 botella de sidra
  •     4 o 5 piezas de anís estrellado
  •     Sal, laurel y pimienta negra

PREPARACIÓN

Salpimentar el costillar por todas las caras, untar la piel con unas gotas de AOVE y meter al horno ya caliente a 150ºC durante 45 minutos. Pelar las manzanas y cortar cada una en 4 gajos. Las pieles y los corazones los guardaremos. A los 45 minutos de estar el costillar en el horno, añadir a la bandeja las peladuras y los corazones de las manzanas, el anís estrellado y regar con media botella de sidra. Dejarlo en el horno otros 30 minutos. Pasado ese tiempo, nada más sacar la bandeja, añadir un par de cucharadas de agua y volcar todo el contenido de la bandeja (jugos y peladuras) en un cazo. Añadir a este mismo cazo la media botella de sidra restante y poner al fuego fuerte hasta que se reduzca el líquido a la mitad. Triturar todo el jugo, rectificarlo con una pizca de sal y una cucharadita de azúcar y pasar por un colador fino. Cortar el costillar en 8 trozos y colocar en la bandeja del horno de nuevo. Extender los 12 gajos de manzana y meter al horno durante otros 15 minutos. Al sacar del horno, volcar en la bandeja la salsa de sidra y servir a cada comensal 2 trozos de costillar, 3 gajos de manzana, salsa al gusto y decorar con una estrella de anís.

 

Entrecot de Ternera Gallega a la plancha y verduritas al tomillo

INGREDIENTES

  • 4 entrecots de 300 gr de Ternera Gallega IGP
  • 4 setas
  • 4 láminas de calabacín
  • 1 cebolla morada cortada
  • 2 tomates medianos
  • 4 espárragos verdes
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Tomillo fresco

 

PREPARACIÓN

Atemperar media hora. Añadir Aceite de oliva y pimienta molida. En una sartén tipo parrilla dorar los entrecots primero por los lados todo alrededor y luego un par de minutos por cada cara. Añadir sal gruesa por las caras ya doradas. Reposar 5 minutos. Poner las verduras laminadas en la misma parrilla mientras se salpimentan directamente en la plancha y añadir un poco de tomillo fresco. Añadir sal y pimienta. Para emplatar, trinchar la carne en láminas y acompañar de las verduras a modo de milhojas y una ramita de tomillo fresco.

 

*Además de estas recetas, la web de la campaña “Carnes con estilo” dispone de un apartado con videorecetas de ambas IGP para entretenerse en los fogones.

 

 

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

 

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros jóvenes, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, los animales no superan los 10 meses y la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 

Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Carnes con estilo

“CARNES CON ESTILO’ AUMENTA SU RECONOCIMIENTO COMO IGP

  • El reconocimiento del sello europeo IGP (Indicación Geográfica Protegida) se ha duplicado en España tras dos años del plan de promoción “Carnes con estilo”.
  • Tras el segundo año de esta campaña, promovida por las IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón, la mitad de los consumidores entrevistados es consciente de los atributos que certifica este sello, al que asocian con calidad y origen.
  • La campaña “Carnes con estilo” ha impactado en una audiencia de 25 millones de usuarios, lo que supone un 39% más que en 2018.

 

Según una encuesta realizada por la consultora GFK[1]  entre consumidores de carne fresca, la mitad de la población española sabe qué es una Indicación Geográfica Protegida (IGP) y un 39,5% de los entrevistados es capaz de reconocer el logotipo de la IGP. Esto supone que, tras dos años de la campaña “Carnes con estilo”, que pusieron en marcha las IGP Ternasco de Aragón y Ternera Gallega en 2018, el reconocimiento de este sello europeo se ha duplicado en España [2].

Además, cabe destacar que el consumidor español sigue vinculando los atributos de “calidad” y “origen” a los productos avalados con el sello IGP, habiendo aumentando la fiabilidad que los encuestados depositan en el marchamo por avalar un “producto protegido”, un indicador que se ha visto incrementado en un 40% con respecto al año pasado.

En términos generales, el consumidor asocia, con una nota superior a 8 sobre 10, que los productos avalados por el sello IGP tienen garantía de origen y frescura, favorecen la economía rural y están sometidos a una cuidadosa crianza. Además, los vinculan a buen aspecto, buen sabor, frescura y confianza.

Estas son algunas conclusiones de esta encuesta, que se ha llevado a cabo con motivo del cierre de segundo año de la campaña “Carnes con estilo”, un plan de promoción que cuenta con la financiación de la Unión Europea y con el que las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Ternera Gallega y Ternasco de Aragón están reivindicando la garantía de calidad y origen de sus carnes frescas, avaladas con el sello europeo IGP.

 

Una campaña que anima al consumo

De los responsables de compra encuestados por GFK, uno de cada cuatro reconoce haber visto la campaña “Carnes con estilo” en alguno de sus formatos: a través de la cartelería desplegada en casi 800 puntos de venta; en las degustaciones de producto de las que han podido disfrutar más de 35.000 personas en grandes superficies y supermercados de diversas comunidades autónomas; gracias a las publicaciones de medios de comunicación generalistas y especializados que han impactado en una audiencia de más de 25 millones de usuarios o a través de Internet y las redes sociales.

En este último caso, destaca la percepción que los consumidores tienen del vídeo promocional de la campaña, que ha sido capaz de trasladar a los espectadores conceptos como “calidad”, “origen” y “proceso de crianza”.

El fin de enero pondrá el punto y final al segundo año de una campaña que “anima a comprar”, según la opinión de un 69,4% de los entrevistados. El 1 febrero dará el pistoletazo de salida al tercer y último año de este plan de promoción europeo en el que tanto Ternera Gallega como Ternasco de Aragón están sumando fuerzas y aprovechando sinergias para hacer llegar al consumidor todas las garantías que los sellos IGP aportan, así como la información sobre la calidad de sus carnes frescas.

 

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros de menos de 10 meses, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

[1] Estudio de investigación GFK 2019. Programa de promoción IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón

[2] Dato extraído a partir del 19% de reconocimiento registrado en el Eurobarómetro en 2015. ‘Special Eurobarometer 440 – Wave EB84.2 – TNS Opinion & Social’

Carnes con estilo

SORPRENDE CON “CARNES CON ESTILO” ESTAS NAVIDADES

  • Las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Ternera Gallega y Ternasco de Aragón ponen en valor nuevos cortes de vacuno y cordero, versátiles y cómodos de cocinar, con los que triunfar estas navidades.
  • Tataki de cadera de Ternera Gallega, Tournedós de Ternasco de Aragón con estofado de setas,  Piruleta de bavette de Ternera Gallega rellena de chimichurri de encurtidos o churrasquitos de Ternasco de Aragón con salsa de yogurt y menta son algunas de las propuestas de las “Carnes con estilo” para estas navidades.

 

Sí, hay vida más allá del solomillo de ternera y la paletilla de cordero… Por eso, las “Carnes con estilo”, la Ternera Gallega IGP y el Ternasco de Aragón IGP, nos brindan nuevos y deliciosos cortes para brillar en estas navidades.

Las dos IGP ofrecen un amplio abanico de cortes fáciles y rápidos de preparar. Piezas aptas para todos los públicos y listas para disfrutar en cualquier ocasión, que hacen más sencillo y cómodo que nunca el consumo de ternera y cordero, como el Tournedó, el Filete de pierna o los Churrasquitos en el caso de Ternasco de Aragón o el filete de vacío, la bavette o el filetón de contra en el caso de Ternera Gallega.

Se trata de cortes de gran versatilidad, tanto culinaria como económica, que hacen que las carnes de ambas IGP estén presentes tanto en los menús diarios como en las grandes celebraciones. Y todo ello manteniendo su gran sabor y jugosidad, cualidades organolépticas que despuntan en las carnes certificadas de estas dos Indicaciones Geográficas Protegidas.

Se trata de cortes económicos y muy fáciles de preparar. Piezas que permiten nuevas y sorprendentes elaboraciones para deleitar a tus invitados.

Así lo han demostrado recientemente en un showcooking Javier Rodríguez Ponte “Taky”, cocinero perteneciente al grupo NOVE, que engloba a los principales cocineros gallegos con estrella Michelin; y Javier Robles, presidente de la Asociación de Cocineros de Aragón, también conocido como “Maestro del Cordero”,  dos de los más grandes conocedores de la Ternera Gallega y el Ternasco de Aragón, respectivamente.

Mano a mano, ambos chefs han preparado cinco propuestas cada uno de “Carnes con estilo”, con piezas menos habituales y asequibles para todos los bolsillos.

El chef gallego ha dado comienzo al showcooking con un potente y delicioso consomé extracto de culata de contra de Ternera Gallega a baja temperatura. Por su parte, el cocinero aragonés ha sorprendido con una reinvención del clásico bocata Ternasco de Aragón, envolviendo un pan de pipas con un filete fino de cordero sobre un puré de boniato.

A continuación, Taky ha servido un tataki semifrío de cadera de Ternera Gallega con aceite de oliva virgen extra, tomate seco y albahaca, plato que ha dado paso a los deliciosos y “adictivos” churrasquitos de Ternasco de Aragón con salsa de yogurt y menta.

La calidad de la carne de la IGP Ternera Gallega ha quedado más que patente en las elaboraciones de filete de vacío a la plancha, tan solo servida con sal ahumada, y en la llana de Ternera Gallega, también a la plancha y condimentada con sal. Se trata de cortes mucho más asequibles que otras piezas de vacuno y que quedan espectaculares con esta sencilla preparación.

Por su parte, los nuevos cortes que la IGP Ternasco de Aragón está promocionando han brillado en dos de las preparaciones del Maestro del Cordero, un carrillón en tartufo envuelto con una fina lámina de calabacín o el jugoso tournedó de Ternasco de Aragón marcado a la plancha en su punto y servido sobre un estofado de setas.

Por último, los asistentes al showcooking han podido disfrutar de una piruleta de bavette de Ternera Gallega rellena de chimichurri de encurtidos y un crujiente costillar al horno de Ternasco de Aragón con manzanas a la sidra. Dos platos para triunfar estas navidades.

 

IGP Teernasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

 

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

 

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

 

Son terneros de menos de 10 meses, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 

Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Barbacoa carnes con estilo

BARBACOA CARNES CON ESTILO

  • Las IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón dan a conocer las cualidades de sus carnes de vacuno y cordero entre una treintena de periodistas, blogueros e influencers en una barbacoa celebrada en la azotea de The Hat Madrid.
  • El chef aragonés Javier Robles y el gallego José Manuel Mallón han sido los responsables de preparar a la brasa algunos de los cortes menos habituales de estas carnes frescas.
  • Esta barbacoa constituye el acto de presentación ante los medios del segundo año del plan de promoción europeo “Carnes con estilo”.

Las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Ternera Gallega y Ternasco de Aragón han celebrado una barbacoa en Madrid para dar a conocer las “Carnes con estilo” y sus nuevos cortes entre periodistas, blogueros e influencers, coincidiendo con el arranque del segundo año de su campaña de promoción europea.

a terraza de The Hat Madrid ha sido el espacio elegido para la celebración de este evento, que ha contado con la presencia de Patricio Pérez, director técnico de la IGP Ternasco de Aragón, quien ha destacado la importancia de estas carnes “por su vinculación al territorio y la sostenibilidad del mismo”. Por su parte, Luis Vázquez, director de promoción y relaciones externas de la IGP Ternera Gallega, ha destacado “la versatilidad de los cortes de Ternera Gallega y Ternasco de Aragón a la hora de cocinarlos en la parrilla”.

Pero, sin duda, han sido las brasas las grandes protagonistas de esta cita. La parrilla es una de las formas más espectaculares de cocinar las “Carnes con estilo”, especialmente algunos de los cortes que se han presentado en Madrid, ya que permite sacar el máximo partido a sus propiedades, a su terneza, a su jugosidad y, sobre todo, a su sabor.

Así lo han demostrado el chef aragonés Javier Robles, especializado en la cocina del Ternasco de Aragón, y el chef experto en Ternera Gallega, José Manuel Mallón, quienes han elaborado diversas piezas de “el cordero con gusto” y “la ternera con clase”.

Javier Robles, uno de los grandes embajadores de la carne de cordero de España, ha servido las clásicas e imprescindibles chuletillas de Ternasco de Aragón junto con otros sorprendentes cortes, como los churrasquitos (trocitos adobados de carne con hueso), los tournedós (rodaja de pierna sin hueso envuelta con su crepineta) o el filete de pierna sin hueso (ideal para los más pequeños).

Por su parte, el chef gallego y gran conocedor de las brasas, José Manuel Mallón, ha optado por piezas menos habituales a la parrilla como la llana (que se encuentra en la zona de la espaldilla), la punta de contra (que forma parte de la contra pero en su porción más dorsal) o el filete de vacío de Ternera Gallega (que tradicionalmente se utiliza en cocidos y guisos) para acabar con un delicioso chuletón trinchado.

De este modo, ambos cocineros demostraron ante los asistentes la enorme versatilidad de estas carnes frescas.

 

Dos IGP con historia

En 2018, las IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón pusieron en marcha “Carnes con estilo”, un plan de promoción para reivindicar las bondades de sus carnes frescas y poner en valor la importancia de los sellos de calidad garantizada de la Unión Europea.

Ambas denominaciones comparten valores, pero también historia. La IGP Ternasco de Aragón fue la primera carne fresca distinguida con una denominación específica en España en 1989, fecha en la que la IGP Ternera Gallega comenzó su labor de control y promoción. Ambas fueron reconocidas por la Unión Europea en 1996.

Tanto por su veteranía y experiencia acumulada a lo largo de estos años como por su peso específico en el sector de carnes frescas certificadas, estas dos denominaciones han decidido unir fuerzas para reivindicar los valores diferenciales que las identifican.

Porque, además de su extraordinario sabor, la trazabilidad certificada y la calidad que llevan asociadas, estos productos contribuyen a la conservación de los métodos tradicionales de producción ganadera y favorecen la sostenibilidad de sus territorios.

Porque, además de su extraordinario sabor, la trazabilidad certificada y la calidad que llevan asociadas, estos productos contribuyen a la conservación de los métodos tradicionales de producción ganadera y favorecen la sostenibilidad de sus territorios.

Un total de 667 ganaderías se encuentran inscritas en la IGP de Ternasco de Aragón y más de 8.300 están adheridas a la IGP Ternera Gallega, lo que se traduce en un entorno rural vivo y protegido frente a la despoblación.

Actualmente, ambas IGP son las más representativas en la comercialización de vacuno y cordero recental en España, donde Ternera Gallega representa el 55% del total del vacuno nacional español con sello IGP y Ternasco de Aragón, el 55% del total del cordero recental nacional con IGP.

 

 IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros de menos de 10 meses, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Carnes con estilo segunda campaña

“CARNES CON ESTILO” INICIA SU SEGUNDO AÑO DE CAMPAÑA

  • “Carnes con estilo”, el plan de promoción europeo de las IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón, inicia su segundo ejercicio tras superar sus objetivos de difusión y cuota de mercado.
  • Durante este segundo periodo se van a reforzar las actividades con mayor repercusión, especialmente las degustaciones y acciones en casi 800 puntos de venta para impactar en el consumidor final.
  • Asimismo, se incrementan las actividades tácticas dirigidas a los medios de comunicación y líderes de opinión, para que puedan conocer de primera mano la calidad gastronómica de la ternera y el cordero amparados bajo ambos sellos.

 

Arranca el segundo año de la campaña “Carnes con estilo”, un ambicioso plan de promoción con el que las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Ternera Gallega y Ternasco de Aragón ponen en valor las garantías de calidad y origen que certifican sus sellos. Tras los grandes resultados del año 1, en el que se logró impactar en más 18 millones de personas, para este segundo período, la campaña ha afianzado la implicación de los principales distribuidores nacionales que comercializan Ternera Gallega y Ternasco de Aragón, promoviendo acciones de promoción consensuadas directamente con cada uno de ellos y ajustadas a sus objetivos comerciales.

Así, “Carnes con estilo” se implementará en más de 770 centros de las principales cadenas de distribución en Madrid, País Vasco, Cataluña y Comunidad Valenciana. Además, como novedad este año, la campaña coge todavía más fuerza con una segunda oleada de acciones y actividades promocionales a partir del mes de octubre, que se suma a la primera fase que comienza en este mes de mayo. El contacto directo con el consumidor sigue siendo uno de los principales objetivos de las IGP, que van a ofrecer a lo largo del año hasta 71 acciones de dinamización en punto de venta con demostración de cocinado y degustación, en las que darán a conocer nuevos cortes y nuevos formatos de comercialización.

Unos cortes alternativos que también se promocionarán a través de las nuevas videorecetas de campaña. Serán 8, 4 por cada IGP, que en este segundo año tendrán como protagonistas piezas como el filete fino, los churrasquitos y los tournedós de Ternasco de Aragón y los medallones, el filete de vacío o el centro de aguja de Ternera Gallega. Tanto la web de campaña, www.carnesconestiloigp.com, como las redes sociales de cada Indicación Geográfica, difundirán estas nuevas videorecetas, que se suman a las 16 ofrecidas ya el año pasado.

 

Acciones especiales de comunicación

Los medios, tanto generalistas como especializados, y los influencers o prescriptores seguirán siendo importantes aliados de las “Carnes con estilo”. A ellos irán dirigidas algunas acciones experienciales, como showcookings y demostraciones culinarias en directo, para que conozcan de primera mano la calidad gastronómica de Ternera Gallega y Ternasco de Aragón. Unas actividades que se realizarán en espacios singulares, de la mano de chefs especializados en el mundo de la carne, y que también servirán para transmitir la labor de control integral que llevan a cabo ambas IGP, el trabajo tradicional de sus ganaderos y su contribución al mantenimiento de la población rural y a la salvaguarda del medio ambiente.

La campaña, avalada por la Unión Europea, conseguía en su primer año sus principales objetivos: ampliar el conocimiento de las IGP Ternasco de Aragón y Ternera Gallega, incrementar la percepción sobre las cualidades de las carnes amparadas bajo estos sellos de calidad y aumentar su competitividad y su consumo. Este año, se espera consolidar, e incluso superar, los grandes resultados obtenidos durante el primer ejercicio, cuando “Carnes con estilo” impactó en más de 18 millones de personas[1] y aumentó la notoriedad de las carnes amparadas hasta llegar al 56,6%[2] del target.

 

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

 

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros de menos de 10 meses, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

[1] Suma de usuarios únicos web, periodistas e influencers, consumidores en punto de venta y usuarios únicos que han recibido impactos en medios de comunicación hasta la fecha

[2] Estudio de investigación GFK 2018. Programa de promoción IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón

medioambientalmente sostenibles

CARNES CON ESTILO, MEDIOAMBIENTALMENTE SOSTENIBLES

Una de las características diferenciales de la producción de los terneros y corderos amparados bajo las IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón es su estilo de crianza, siguiendo sistemas de manejo tradicionales y medioambientalmente sostenibles, una actividad ganadera que juega un importante papel para el mantenimiento de la diversidad de los ecosistemas en los que se desarrolla.

Detrás de un sello de Indicación Geográfica Protegida, como el de las IGP Ternasco de Aragón y Ternera Gallega, se encuentra un producto de proximidad, medioambientalmente sostenible y que, además, ayuda a fijar la población en el medio rural.

Una de las características diferenciales de las producciones  amparadas bajo estas IGP es que se basan en el aprovechamiento de los recursos forrajeros locales, y también de las razas de vacuno y ovino autóctonas que se han adaptado secularmente a cada una de las regiones mediante el pastoreo, “uno de los sistemas alimentarios más sostenibles del planeta”, de enorme importancia para la conservación de la biodiversidad en más de una cuarta parte de la superficie terrestre[1], según un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Asimismo, según María Rosa Mosquera, catedrática del Departamento de Producción Vegetal y Proyectos de Ingeniería de la Universidad de Santiago de Compostela, coordinadora del grupo de trabajo de ‘Croplands Global Research Alliance’ y del grupo de ‘enabling environment’ de la GACSA (FAO), “el pastoreo contribuye a mitigar el cambio climático en la medida en que favorece la incorporación de carbono en el suelo y reduce las emisiones a través de la reducción del riesgo de incendios”.

 

Pastoreo extensivo

Las ganaderías, de ovino en Aragón y vacuno en Galicia, han sido durante siglos motores de la economía rural de sus respectivos territorios. Son producciones ligadas al medio y que desarrollan su actividad en equilibrio con la naturaleza, ya que ayudan a mantener la biodiversidad del suelo, vegetal y forrajera.

Según la Unión Europea, “las ovejas y las cabras que pastan en los campos forman parte del patrimonio paisajístico y cultural de muchos países europeos. Son fuente de empleo en áreas agrícolas desfavorecidas y los productos tradicionales de alta calidad que proporcionan, vinculados al sostenible uso del territorio que los rodea, son ampliamente reconocidos como el resultado de un tipo de agricultura sostenible y multifuncional que contribuye a preservar el medio ambiente y la cohesión social en las zonas rurales”[2].

Esta afirmación queda patente en el caso de la IGP Ternasco de Aragón, cuya crianza se realiza mediante un aprovechamiento tradicional y sostenible del territorio aragonés por parte del ganado, tanto en pastos de montaña y media montaña como en las zonas más áridas del valle del Ebro.

Estos suelos, eminentemente pobres, se benefician de las consecuencias positivas que sobre ellos ejerce el pastoreo sostenible, como ha demostrado el estudio ‘Ecología del pastoreo e interacción suelo-planta-herbívoro’ de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU)[3], que explica cómo esta actividad “favorece la diversidad vegetal y la eficiencia metabólica y funcional de los microorganismos del suelo”.

 

En las verdes praderas gallegas

Por su parte, las más de 7.800 ganaderías familiares con vacas madre inscritas en Ternera Gallega, que siguen sistemas de manejo tradicional mediante el pastoreo,  ayudan a mantener los ecosistemas en donde pastan: tanto las praderías como los montes bajos y de arbolado, actuando como verdaderos agentes de prevención de incendios, manteniendo la biodiversidad y mitigando el cambio climático.

A ello hay que añadir que la actividad ganadera vacuna de producción de carne se encuentra, sobre todo, en zonas de media y alta montaña, ayudando a fijar población en zonas de despoblamiento rural, activando la economía.

Además, se pueden obtener mayores beneficios de los montes a través del pastoreo y la agroforestería “porque la producción de biomasa por unidad de superficie se eleva y porque se produce retorno económico  a corto, medio y largo plazo”, según la catedrática Mosquera.

No es de extrañar, por tanto, que se tenga constancia de la producción de carne de vacuno en territorio gallego desde hace más de 3.700 años, un producto con una enorme tradición e historia, estratégico para la economía gallega y un importante dinamizador de las zonas rurales.

 

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros de menos de 10 meses, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

[1] “Sustainable Pastoralism and the Post 2015 Agenda. Opportunities and barriers to pastoralism for global food production and environmental stewardship” https://sustainabledevelopment.un.org/content/documents/3777unep.pdf.

[2] http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/BRIE/2017/608663/EPRS_BRI(2017)608663_EN.pdf

[3] https://www.ehu.eus/es/preview/-/journal_content/56/10136/4982466/1324421

carnes con estilo objetivos

“CARNES CON ESTILO” SUPERA SUS OBJETIVOS

  • El programa de promoción europeo “Carnes con estilo” ha impactado en más de 18 millones de personas.
  • Tras el primer periodo de campaña, se ha aumentado la notoriedad de las IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón hasta llegar al 56,6% del target.
  • Durante este periodo, se ha logrado incrementar el reconocimiento del sello de calidad IGP en España en un 29%.

El pasado mes de abril tenía lugar el pistoletazo de salida del plan de promoción europeo con el que las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Ternera Gallega y Ternasco de Aragón sumaban sinergias para reivindicar, durante un periodo de tres años, las garantías de calidad y origen de sus carnes frescas.

Durante estos meses, y bajo la denominación “Carnes con estilo”, ambas IGP han realizado un importante esfuerzo para ampliar el conocimiento del sello de calidad IGP que certifica su origen y calidad entre los consumidores españoles, siendo más de la mitad del target (51,2%)[1] de los encuestados por la consultora GFK (consumidores de entre 25 y 55 años), los que conocen lo que esta certificación implica tras el primer periodo de campaña, lo que supone un incremento del 29% con respecto al inicio del programa[2]. Asimismo, se ha conseguido aumentar la notoriedad de la Ternera Gallega y el Ternasco de Aragón, llegando hasta un 56,6% del target.

Además, el plan tiene como objetivo informar sobre los valores diferenciales del Ternasco de Aragón y la Ternera Gallega y poner de relieve aspectos relacionados como el arraigo, la tradición y la identidad que vincula estos productos a sus territorios. Estos objetivos han sido superados con creces durante este primer periodo de campaña, en el que esta información se ha trasladado a más de 18 millones de usuarios[3].

Degustaciones y demostraciones

Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco, Cantabria, La Rioja y Navarra han sido las comunidades autónomas en las que se ha hecho un especial hincapié a la hora de llevar a cabo actividades de dinamización e información al consumidor en el punto de venta.

Más de 15.000 consumidores han probado la calidad y las extraordinarias propiedades de estas carnes en las degustaciones llevadas a cabo en diversos puntos de venta. Además, se ha llegado a profesionales de la gran distribución a través de jornadas formativas y showcookings, que se han convertido en una fuente de información, conocimiento y aprendizaje para estos profesionales.

Información a los medios

Durante 2018, los medios de comunicación han sido grandes aliados para el programa “Carnes con estilo”. En este sentido, se han desarrollado acciones online y offline con periodistas e influencers cuyas informaciones han impactado en más de 18 millones de usuarios. Por su parte, se ha iniciado una campaña publicitaria en revistas generalistas y especializadas gourmet que ha sumado casi 2,5 millones de impactos.

Paralelamente, desde la web www.carnesconestiloigp.com, se han transmitido a los internautas los datos más relevantes de la campaña, 12 vídeo-recetas en las que se han cocinado exquisitos platos con Ternera Gallega y Ternasco de Aragón, así como el spot “Carnes con estilo”, que ha recibido casi 8 millones de visualizaciones.

Todas estas acciones han tenido una excelente acogida, según el informe elaborado por GFK, que destaca que ambas IGP gozan de mejor salud de marca que el resto de sellos de calidad de alimentación fresca, obteniendo valoraciones superiores en atributos como: “dan más confianza”, “tienen mejor sabor” y “son mejores que las de origen extranjero”.

Durante los dos próximos años, los Consejos Reguladores de ambas IGP continuarán uniendo sus fuerzas y compartiendo sinergias para hacer llegar al consumidor y a los profesionales la calidad de sus carnes, transmitir sus valores e informar sobre su origen y trazabilidad.

 

 IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros de menos de 10 meses, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

id=”ancla1″[1] Estudio de investigación GFK 2018. Programa de promoción IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón

id=”ancla2″[2] Dato extraído a partir del 19% de reconocimiento registrado en el Eurobarómetro en 2015. ‘Special Eurobarometer 440 – Wave EB84.2 – TNS Opinion & Social’

id=”ancla3″[3] Suma de usuarios únicos web, periodistas e influencers, consumidores en punto de venta y usuarios únicos que han recibido impactos en medios de comunicación hasta la fecha

 

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar Centro de privacidad Configuracion de Privacidad Leer nuestra Política de Privacidad