-1
archive,category,category-denominacion-de-origen,category-243,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-5.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Parmigiano Reggiano. 27 de marzo. Día Internacional del Queso

Con motivo de la celebración del Día Internacional del Queso el 27 de marzo, vamos a ahondar en la fascinante historia del Parmigiano Reggiano, conocido como “rey de los quesos”. Se trata de un producto elaborado únicamente con leche, cuajo y sal, y siguiendo un proceso 100% artesanal.

El Parmigiano Reggiano es uno de los quesos más antiguos y preciados del mundo. Intrínsecamente vinculado al territorio donde se produce, las provincias de Parma, Reggio Emilia, Módena, y una pequeña parte de Mantua y Bolonia, hoy en día se sigue elaborando como desde hace nueve siglos, de forma artesanal y totalmente natural, sin aditivos, solo con leche, cuajo y sal.

 

El inicio de la leyenda

Considerado como “el rey de los quesos”, los orígenes del Parmigiano Reggiano se remontan a la Edad Media, cuando los monjes benedictinos impulsaron la búsqueda de un queso que tuviera una larga duración en el tiempo. Afortunadamente, dieron con él, secando la masa y aumentando el tamaño de las piezas, con lo que consiguieron prolongar su consumo y extenderlo más allá de su zona de producción.

La primera referencia escrita sobre este queso data de 1254, y se encuentra en un acta notarial del archivo del Estado de Génova, en la que ya se menciona el caseus parmensis. Aunque, sin duda, el texto más representativo en el que aparece está fechado en 1344, cuando Giovanni Boccaccio describe en su famoso “Decarmerón” la comarca del Bengodi, y menciona una montaña de parmigiano rallado donde se hacían rodar “macarrones y raviolis”, indicando así el uso que de este queso se podía hacer en la cocina.

 

Un queso, un territorio

No se puede entender el Parmigiano Reggiano sin vincularlo a la zona donde se elabora, la Emilia Romagna y una pequeña parte de Lombardia, una superficie de 10.000 km2 que comprende las provincias de Parma, Reggio Emilia, Módena, Mantua (al este del río Po) y Bolonia (al oeste del río Reno). Aquí se produce la leche, se transforma en queso, se cura (durante un mínimo 12 meses) y se envasa y ralla en caso de ser necesario.

La unión de este queso a su territorio va mucho más allá de una cuestión puramente tradicional o cultural, sino que tiene su origen en la utilización de la leche cruda que se produce exclusivamente en esta zona. Se trata de una leche especial, que se caracteriza por una singular e intensa actividad bacteriana de la flora microbiana autóctona, influida por factores ambientales y por los forrajes, hierbas y henos que consumen las vacas dedicadas a la producción del Parmigiano Reggiano.

 

Leche, cuajo y sal

Para elaborar el Parmigiano Reggiano solo se utilizan tres ingredientes: leche cruda, cuajo y sal. Nada más. La leche no se trata térmicamente, por lo que mantiene la riqueza de los fermentos lácticos presentes de forma natural, el cuajo proviene del estómago de los terneros lactantes (están prohibidos los cuajos de origen bacteriano) y la sal es sal común.

Está terminantemente prohibido el uso de cualquier aditivo, de iniciadores bacterianos y alimentos fermentados, así como de alimentos ensilados, ampliamente utilizados en otras partes de Italia. Solamente el quesero, con su buen hacer y gracias a la técnica de la caseificación, consigue hacer prevalecer las bacterias lácticas que operan en las fermentaciones lácticas positivas y esperadas para que el queso resulte extraordinario.

 

En el origen, las vacas

A día de hoy (datos de 2018), existen 265.000 vacas de más de 24 meses de edad que producen leche para la elaboración del Parmigiano Reggiano. Se alimentan fundamentalmente de forrajes locales (al menos un 50% tiene que haber sido producido en la misma granja en la que se produce la leche, y en un 75% debe proceder de la zona de influencia de queso) y también piensos vegetales a base de cereales como cebada, trigo y maíz  provenientes de empresas acreditadas por el Consorcio del Parmigiano Reggiano.

Esta cuidada alimentación es muy estricta, y excluye materias primas muy comunes en la alimentación de este tipo de ganado, para evitar que se trasmitan aromas o sabores anómalos a la leche y que puedan llegar a influir en el producto final.

 

La curación

El periodo de curación mínimo del Parmigiano Reggiano es de 12 meses, aunque es en torno a los 24 cuando este producto alcanza la maduración adecuada. Puede también seguir madurando hasta los 36, 48 o más meses, para manifestar aromas y perfumes poco explorados. Estas curaciones tan distintas convierten a este queso en un ingrediente extremadamente versátil, que puede maridar con cualquier tipo de producto.

  • 12-18 meses – Presenta un sabor armónico y delicado con efluvios de leche, yogur y fruta fresca. Resulta especialmente adecuado como aperitivo, en combinación con vinos blancos espumosos o para enriquecer ensaladas y platos fríos.
  • 22-24 meses – Se presenta soluble, desmenuzable y granuloso, con un justo equilibrio entre dulce y sabroso, con notas de fruta fresca, frutos secos y caldo de carne. Perfecto con vinos de cuerpo medio y para otorgar sabor a todos los platos de la tradición italiana.
  • 30-36 meses – Es singularmente desmenuzable y granuloso. Su sabor es marcado, con notas de especias, frutos secos y caldo de carne.  Se trata del ingrediente ideal para las pastas rellenas y al horno o para ser degustado como postre en combinación con fruta y miel.
  • Más de 40 meses – El Parmigiano Reggiano de más de 40 meses ha superado la prueba del tiempo y regala agradables efluvios de especias. Es un agradable compañero para degustar con vinos estructurados y de meditación, y se trata de un regalo muy exclusivo.

 

Para más información: www.parmigianoreggiano.com

Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Helado Parmigiano Reggiano

COCINA EN CASA CON PARMIGIANO REGGIANO

En estos días de alerta sanitaria y confinamiento solidario, cocinar se ha convertido en una actividad no solo indispensable para el sustento diario de las familias, sino una magnífica forma de ocupar el tiempo en casa. Por eso, desde Parmigiano Reggiano, te ofrecemos unas sencillas recetas para que te animes a cocinar con el rey de los quesos italianos. ¡A la cocina!

 

SOPA MINESTRONE

 

Ingredientes:

  • Mix de vegetales, frescos o congelados
  • Pasta de tomate concentrado
  • Corteza de Parmigiano Reggiano
  • Parmigiano Reggiano rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Cebolla picada
  • Sal y pimienta

 

Elaboración

  1. Ponga un poco de aceite en una olla grande a fuego lento. Agregue la cebolla, un poco de agua, sal y pimienta. Suba un poco el fuego para saltear la cebolla.
  2. Agregue las verduras picadas (frescas o congeladas). Agregue el doble de agua que el peso de las verduras utilizadas y una cucharada colmada de pasta de tomate concentrado.
  3. Lave las cortezas de Parmigiano Reggiano y raspe la capa exterior. Córtela en trozos pequeños y agréguelos a la sopa.
  4. Cocine a fuego lento y sirva con una cantidad generosa de Parmigiano Reggiano rallado.

 

RISOTTO DE PUERRO Y SALCHICHAS

 

Ingredientes:

  • 500 g de arroz tipo Carnaroli
  • 3 salchichas de cerdo picadas
  • 2 puerros
  • 1 pastilla de caldo de verduras
  • 80 g de mantequilla
  • 100 g de Parmigiano Reggiano rallado
  • 1,5 vasos de vino blanco seco
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal fina al gusto

 

Elaboración:

  1. Ponga una cacerola al fuego con 1 litro de agua y agregue la pastilla de caldo. Mientras tanto, en otra olla, caliente 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra a fuego lento, agregue los puerros, muy picados, y saltee durante unos 15 minutos.
  2. Mientras, en una sartén, caliente una cucharada de aceite de oliva virgen extra y fría las salchichas picadas. Una vez que la carne esté bien dorada, agregue medio vaso de vino blanco y deje que se evapore a fuego lento.
  3. Añada el arroz en la olla donde hemos dorado el puerro y sofríalo, después, agregue el vino restante y deje que se absorba. Cocine el risotto durante unos 20 minutos, añadiendo cucharones del caldo de la cacerola y remueva con frecuencia.
  4. Cuando el risotto esté a medio hacer (7-8 minutos antes de que esté listo), incorpore la salchicha. Cuando todos los ingredientes estén perfectamente cocidos, retire del fuego y añada el Parmigiano Reggiano y la mantequilla para mantecar el risotto.

 

RAVIOLIS CRUJIENTES DE PARMIGIANO REGGIANO Y SALVIA

 

Ingredientes:

  • 250 g de raviolis frescos (preferiblemente calabaza o de queso)
  • 100 g de pan rallado fresco
  • 2 cucharadas de salvia picada
  • 1 cucharada de romero picado
  • 100 g de Parmigiano Reggiano rallado, y un poco más para servir
  • Pimienta
  • 2 huevos
  • 100 ml de leche
  • Aceite vegetal, para freír
  • Un puñado de hojas de salvia

 

Elaboración:

  1. Extienda los raviolis en una bandeja para hornear y congele durante 25-30 minutos hasta que estén duros.
  2. Mezcle las migas de pan rallado, la salvia, el romero, 50 g de Parmigiano Reggiano y una pizca de pimienta negra. Bata los huevos y la leche en un plato poco profundo.
  3. Retire los raviolis del congelador y sumérjalos en la mezcla de huevo antes de cubrirlos con el pan rallado de Parmigiano Reggiano. Póngalos de nuevo en la bandeja para hornear y métalos al congelador durante otros 25-30 minutos para que se endurezcan.
  4. Caliente el aceite en una sartén hasta que esté caliente y fría los raviolis en lotes durante 3-5 minutos hasta que estén dorados. Retire del aceite y escurra sobre papel de cocina.
  5. Fría las hojas de salvia durante 1-2 minutos hasta que estén crujientes y escúrralas en papel de cocina. Sirva los raviolis calientes con más Parmigiano Reggiano rallado y las hojas de salvia fritas.

 

HELADO DE PARMIGIANO REGGIANO

 

 

 

Ingredientes:

  • 500 ml de nata montada
  • 115 g de azúcar morena granulada
  • 115 g de Parmigiano Reggiano finamente rallado
  • 800 g de fresas maduras picadas
  • Pimienta recién molida
  • 1 cucharada de vinagre balsámico envejecido

 

Elaboración:

  1. Lleve la nata a ebullición con el azúcar, revolviendo constantemente, luego retire del fuego y agregue el Parmigiano Reggiano rallado, removiendo hasta que se derrita.
  2. Deje enfriar e introduzca la mezcla en el congelador, tape y congele durante toda la noche.
  3. Sirva con fresas picadas, una pizca de pimienta negra y unas gotas de vinagre balsámico
Parmigiano Reggiano

ARMONÍAS CON PARMIGIANO REGGIANO, AMOR A PRIMER BOCADO

Miel, nueces, avellanas, fruta fresca o vinagre balsámico tradicional de Módena… Repasamos algunas de las excelsas combinaciones con las que disfrutar del Parmigiano Reggiano en sus distintas maduraciones.

El refranero español ofrece prácticos consejos para la vida diaria y, como es obvio, las “cosas del comer” no han quedado exentas de protagonizar estas píldoras de sabiduría popular. Al “pan con pan comida de tontos”,  “ave que vuela a la cazuela” o “la comida reposada y la cena paseada” se le suma, entre miles, el famoso “uvas con queso saben a beso”.

Sin duda, las uvas son unas de las grandes combinaciones que existen a la hora de comer queso, y el Parmigiano Reggiano, uno de los más antiguos y apreciados del mundo, no es una excepción. Además, este queso italiano, declarado libre de lactosa, se puede encontrar en distintas maduraciones, lo que permite disfrutar de matices, aromas y sabores diferentes y versátiles, en función del tiempo que haya estado curándose.

El periodo de curación mínimo del Parmigiano Reggiano, que únicamente se produce en la Emilia Romagna, en una superficie de 10.000 km2 que comprende las provincias de Parma, Reggio Emilia, Módena, Mantua (al este del río Po) y Bolonia (al oeste del río Reno), es de 12 meses. No existen ruedas de este producto de menor edad.

El queso de entre 12 y 18 meses de curación presenta un sabor armónico y delicado con efluvios de leche, yogur y fruta fresca, y resulta especialmente adecuado como aperitivo, en combinación con vinos blancos espumosos o para enriquecer ensaladas y platos fríos. Además combina a la perfección con fruta fresca como uvas, peras y manzanas verdes; y su sabor delicado podría contrastar a la perfección con un chutney no demasiado picante de kiwi, albaricoque o incluso melón.

La más habitual de la curaciones de Parmigiano Reggiano es la que ronda los 22 o 24 meses, que es la que se puede encontrar con facilidad en los supermercados y grandes superficies. Estos quesos se presentan solubles, desmenuzables y granulosos, con un justo equilibrio entre dulce y sabroso, con notas de fruta fresca, frutos secos y caldo de carne.

El 22-24 meses resulta excelente por ejemplo con una ensalada de fruta (pera, manzana, pomelo y naranja) o aderezado con vinagre balsámico tradicional de Módena o Reggio Emilia. Los frutos secos, como las nueces o las avellanas, y los higos le van maravillosamente, pero resulta realmente excelente combinado con ciruelas. Es ideal para preparar cualquier plato tradicional italiano. En cuanto a los vinos, se puede combinar con tintos de cuerpo medio, como el Sangiovese di Romagna, el Gutturnio o el Chianti Classico, si optamos por vinos italianos, o con un Rioja, un Ribera o un Priorat, si preferimos producto nacional.

Avanzamos en edad y en sabor con el queso de entre 30 y 35 meses de curación. Se trata de un lácteo singularmente desmenuzable y granuloso. Con un sabor marcado y notas de especias, frutos secos y caldo de carne. Este queso es el ingrediente ideal para elaborar pastas rellenas y al horno, o para ser degustado como un delicioso postre, en combinación con fruta y miel. En cuanto a los vinos, por qué no combinarlo con un vino blanco seco y complejo con madera o trabajo de lías.

El Parmigiano Reggiano que ha madurado más de 40 meses, disfruta de un carácter distintivo y ofrece agradables aromas de especias. Va muy bien con vinos de cuerpo y estructura como el Barolo, Barbaresco o Brunello di Montalcino, con vinos de uvas blancas como el Albana di Romagna o vinos de meditación, pero si queremos darle un toque fantástico, ¿por qué no combinarlo con un jerez amontillado? La miel le va a las mil maravillas, siendo interesante probar combinaciones de distintos tipos.

Estas son tan solo algunas sugerencias para degustar y experimentar con este increíble queso que, hoy en día, se sigue elaborando desde hace nueve siglos, de forma artesanal y totalmente natural. Sin aditivos, solo con leche, cuajo y sal.

 

Para más información: www.parmigianoreggiano.com

Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Carnes con estilo

“CARNES CON ESTILO’ AUMENTA SU RECONOCIMIENTO COMO IGP

  • El reconocimiento del sello europeo IGP (Indicación Geográfica Protegida) se ha duplicado en España tras dos años del plan de promoción “Carnes con estilo”.
  • Tras el segundo año de esta campaña, promovida por las IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón, la mitad de los consumidores entrevistados es consciente de los atributos que certifica este sello, al que asocian con calidad y origen.
  • La campaña “Carnes con estilo” ha impactado en una audiencia de 25 millones de usuarios, lo que supone un 39% más que en 2018.

 

Según una encuesta realizada por la consultora GFK[1]  entre consumidores de carne fresca, la mitad de la población española sabe qué es una Indicación Geográfica Protegida (IGP) y un 39,5% de los entrevistados es capaz de reconocer el logotipo de la IGP. Esto supone que, tras dos años de la campaña “Carnes con estilo”, que pusieron en marcha las IGP Ternasco de Aragón y Ternera Gallega en 2018, el reconocimiento de este sello europeo se ha duplicado en España [2].

Además, cabe destacar que el consumidor español sigue vinculando los atributos de “calidad” y “origen” a los productos avalados con el sello IGP, habiendo aumentando la fiabilidad que los encuestados depositan en el marchamo por avalar un “producto protegido”, un indicador que se ha visto incrementado en un 40% con respecto al año pasado.

En términos generales, el consumidor asocia, con una nota superior a 8 sobre 10, que los productos avalados por el sello IGP tienen garantía de origen y frescura, favorecen la economía rural y están sometidos a una cuidadosa crianza. Además, los vinculan a buen aspecto, buen sabor, frescura y confianza.

Estas son algunas conclusiones de esta encuesta, que se ha llevado a cabo con motivo del cierre de segundo año de la campaña “Carnes con estilo”, un plan de promoción que cuenta con la financiación de la Unión Europea y con el que las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Ternera Gallega y Ternasco de Aragón están reivindicando la garantía de calidad y origen de sus carnes frescas, avaladas con el sello europeo IGP.

 

Una campaña que anima al consumo

De los responsables de compra encuestados por GFK, uno de cada cuatro reconoce haber visto la campaña “Carnes con estilo” en alguno de sus formatos: a través de la cartelería desplegada en casi 800 puntos de venta; en las degustaciones de producto de las que han podido disfrutar más de 35.000 personas en grandes superficies y supermercados de diversas comunidades autónomas; gracias a las publicaciones de medios de comunicación generalistas y especializados que han impactado en una audiencia de más de 25 millones de usuarios o a través de Internet y las redes sociales.

En este último caso, destaca la percepción que los consumidores tienen del vídeo promocional de la campaña, que ha sido capaz de trasladar a los espectadores conceptos como “calidad”, “origen” y “proceso de crianza”.

El fin de enero pondrá el punto y final al segundo año de una campaña que “anima a comprar”, según la opinión de un 69,4% de los entrevistados. El 1 febrero dará el pistoletazo de salida al tercer y último año de este plan de promoción europeo en el que tanto Ternera Gallega como Ternasco de Aragón están sumando fuerzas y aprovechando sinergias para hacer llegar al consumidor todas las garantías que los sellos IGP aportan, así como la información sobre la calidad de sus carnes frescas.

 

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros de menos de 10 meses, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

[1] Estudio de investigación GFK 2019. Programa de promoción IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón

[2] Dato extraído a partir del 19% de reconocimiento registrado en el Eurobarómetro en 2015. ‘Special Eurobarometer 440 – Wave EB84.2 – TNS Opinion & Social’

RECETAS NAVIDEÑAS PARMIGIANO REGGIANO

¿Cansado de los mismos platos de siempre? Prueba a darle un toque diferente a tu mesa navideña con Parmigiano Reggiano, uno de los quesos más reconocidos y prestigiosos del mundo. Un queso inconfundible que aporta un toque distintivo y un sabor extraordinario.

 

El Parmigiano Reggiano es uno de los quesos más antiguos y preciados del mundo. Intrínsecamente vinculado al territorio donde se produce, hoy en día se sigue elaborando como desde hace nueve siglos, de forma artesanal y totalmente natural, sin aditivos, solo con leche, cuajo y sal.

Considerado como “el rey de los quesos”, los orígenes del Parmigiano Reggiano se remontan a la Edad Media, cuando los monjes benedictinos impulsaron la búsqueda de un queso que tuviera una larga duración en el tiempo. Afortunadamente, dieron con él, secando la masa y aumentando el tamaño de las piezas, con lo que consiguieron prolongar su consumo y extenderlo más allá de su zona de producción.

La primera referencia escrita sobre este queso data de 1254, y se encuentra en un acta notarial del archivo del Estado de Génova, en la que ya se menciona el caseus parmensis. Aunque, sin duda, el texto más representativo en el que aparece está fechado en 1344, cuando Giovanni Boccaccio describe en su famoso “Decarmerón” la comarca del Bengodi, y menciona una montaña de parmigiano rallado donde se hacían rodar “macarrones y raviolis”, indicando así el uso que de este queso se podía hacer en la cocina.

 

Un queso, un territorio

No se puede entender el Parmigiano Reggiano sin vincularlo a la zona donde se elabora, la Emilia Romagna, una superficie de 10.000 km2 que comprende las provincias de Parma, Reggio Emilia, Módena, Mantua (al este del río Po) y Bolonia (al oeste del río Reno). Aquí se produce la leche, se transforma en queso, se cura (durante un mínimo 12 meses) y se envasa y ralla en caso de ser necesario.

La unión de este queso a su territorio va mucho más allá de una cuestión puramente tradicional o cultural, sino que tiene su origen en la utilización de la leche cruda que se produce exclusivamente en esta zona. Se trata de una leche especial, que se caracteriza por una singular e intensa actividad bacteriana de la flora microbiana autóctona, influida por factores ambientales y por los forrajes, hierbas y henos que consumen las vacas dedicadas a la producción del Parmigiano Reggiano.

Recetas para sorprender en Navidad

 

Si quieres sorprender esta Navidad, atrévete con estos originales platos llenos de sabor. Recetas aptas para todos, ya que el Parmigiano Reggiano, además de ser un lácteo sin lactosa, presenta otras excepcionales cualidades intrínsecas: digestibilidad, elevado contenido de calcio presente en forma biodisponible, ausencia de aditivos y conservantes, fuente de minerales, deleite y agrado organoléptico. Por estas características, el Parmigiano Reggiano es un alimento fundamental en la dieta de todos, desde los niños hasta los más mayores, pasando por los deportistas que encuentran en el Parmigiano Reggiano un aporte de energía totalmente natural.

 

 

 

 

RECETAS PARMIGIANO REGGIANO PARA TRIUNFAR EN NAVIDAD

  • Bocaditos de focaccia con Parmigiano Reggiano, romero y tomates cherry
  • Crema de albaricoque, frambuesa y Parmigiano Regiano
  • Tarta salada de rosas de Parmigiano Reggiano, pasta de tomate seco y almendras
  • Ruedas de pasas, nueces y Parmigiano Reggiano

 

Bocaditos de focaccia con Parmigiano Reggiano, romero y tomates cherry

 

 

Ingredientes para 8 personas:

  • 150 g de harina 0
  • 150 g de harina de manitoba
  • 1 sobre de levadura de cerveza deshidratada
  • 120 g de Parmigiano Reggiano rallado
  • 150 ml de agua
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal fina
  • Tomillo fresco
  • Pimienta
  • 12 tomates cherry

 

Incorpore en una batidora las dos harinas, la levadura, el Parmigiano Reggiano rallado, el tomillo fresco y mezcle a baja velocidad, añadiendo agua y aceite de oliva.

Seguidamente, amase hasta conseguir una masa lisa y elástica e incorpore la sal hacia el final del amasado. Coloque la masa en un recipiente y deje que suba hasta que se duplique, cubriéndola con papel film.

Pasado este tiempo, divida la masa en 12 trozos del mismo peso y deles forma de bola. Coloque las bolas dentro de unos moldes engrasados con un chorro de aceite. Haga una cruz en la superficie de cada bola y coloque un tomate cherry encima. Cubra con un paño húmedo y deje reposar durante 30 minutos.

Hornee en un horno precalentado a 180° durante 20 minutos.

 

-O-

 

Crema de albaricoque, frambuesa y Parmigiano Reggiano

 

 

Ingredientes para 6 personas:

  • 200 ml de nata fresca
  • 50 ml de leche
  • 2 yemas de huevo
  • 30 g de Parmigiano Reggiano
  • 4 albaricoques
  • ½ vaina de vainilla
  • 20 g de azúcar de caña
  • 100 g de frambuesas
  • Algunas flores de lavanda para uso alimentario

 

Hierva la nata y la leche con la vaina de vainilla y, mientras tanto, bata las yemas en un bol hasta que tengan más volumen. Vierta sobre la leche caliente, añada el Parmigiano Reggiano y mezcle.

Esparza los albaricoques medio cortados, algunas frambuesas y algunos pétalos de lavanda dentro de los moldes. Vierta la mezcla preparada en su interior y cueza al baño maría (comenzando con agua caliente) en el horno precalentado a 120° durante aproximadamente 1 hora o hasta que la crema parezca compacta en los bordes y tambaleante en el centro. Retire del horno y deje enfriar primero a temperatura ambiente y luego en el frigorífico durante al menos 2 horas.

Espolvoree la superficie de la crema brulée con azúcar morena y flamee con un soplete antes de servir.

 

-O-

 

Tarta salada de rosas de Parmigiano Reggiano, paté de tomate seco y almendras

 

Ingredientes para 8 personas:

  • 140 g de leche entera
  • 200 g de harina 00
  • 200 g de harina de manitoba
  • 7 g de levadura de cerveza deshidratada
  • 80 ml de agua
  • 20 ml de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 150 g de pasta de tomate seca
  • 80 g de queso Parmigiano Reggiano rallado
  • 50 g de almendras

 

Incorpore en la batidora los dos tipos de harina, la levadura, el agua y el aceite. Mezcle todos los ingredientes y después amase durante unos 15 minutos, añadiendo la sal hacia el final, hasta obtener una mezcla suave y elástica. Cubra con papel film y deje reposar hasta que duplique su tamaño (unas 2 horas).

Después de este tiempo, extienda la masa sobre una tabla enharinada y con un rodillo forme un rectángulo de unos 45×30. Extienda la pasta de tomate seco sobre la masa, a 2 cm de los bordes, y espolvoree con el Parmigiano Reggiano y la almendras fileteadas. Enrolle hasta obtener un cilindro estrecho con el pliegue hacia abajo.

Con un cuchillo afilado, corte en rodajas de unos 3-4 cm de grosor y colóquelas una al lado de la otra en un molde forrado con papel de hornear. Cubra con un paño húmedo y dejar reposar durante 30 minutos,

Hornee la tarta en el horno ya caliente a 190° durante 45 minutos. Retire del horno y deje enfriar antes de servir.

 

-O-

 

Ruedas de pasas, nueces y Parmigiano Reggiano

 

 

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 rectángulo de hojaldre
  • 100 g. de lascas de Parmigiano Reggiano
  • 80 g. de nueces
  • 60 g. de pasas
  • Tomillo fresco
  • 1 huevo
  • 200 g. de mascarpone
  • 60 g. de Parmigiano Reggiano, rallado
  • 1 cucharada de miel de acacia
  • Pimienta blanca

 

Bata ligeramente el huevo con una cucharada de leche. Extienda el rectángulo de hojaldre, píntelo con el huevo y cúbralo con las lascas de Parmigiano Reggiano. Cubra con nueces picadas y pasas. Espolvoree con hojas de tomillo y enrolle para formar un cilindro.

Corte rebanadas de 1 cm. de grosor y colóquelas en una plancha cubierta con papel de hornear. Unte ligeramente con huevo batido y ponga en el horno a 180 °C durante 10-12 minutos.

Mezcle el mascarpone, el Parmigiano Reggiano rallado y la miel. Añada pimienta blanca al gusto.

Sirva las ruedas con la crema de Parmigiano Reggiano

 

-O-

Para más información: www.parmigianoreggiano.com

Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

 

Carnes con estilo

SORPRENDE CON “CARNES CON ESTILO” ESTAS NAVIDADES

  • Las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Ternera Gallega y Ternasco de Aragón ponen en valor nuevos cortes de vacuno y cordero, versátiles y cómodos de cocinar, con los que triunfar estas navidades.
  • Tataki de cadera de Ternera Gallega, Tournedós de Ternasco de Aragón con estofado de setas,  Piruleta de bavette de Ternera Gallega rellena de chimichurri de encurtidos o churrasquitos de Ternasco de Aragón con salsa de yogurt y menta son algunas de las propuestas de las “Carnes con estilo” para estas navidades.

 

Sí, hay vida más allá del solomillo de ternera y la paletilla de cordero… Por eso, las “Carnes con estilo”, la Ternera Gallega IGP y el Ternasco de Aragón IGP, nos brindan nuevos y deliciosos cortes para brillar en estas navidades.

Las dos IGP ofrecen un amplio abanico de cortes fáciles y rápidos de preparar. Piezas aptas para todos los públicos y listas para disfrutar en cualquier ocasión, que hacen más sencillo y cómodo que nunca el consumo de ternera y cordero, como el Tournedó, el Filete de pierna o los Churrasquitos en el caso de Ternasco de Aragón o el filete de vacío, la bavette o el filetón de contra en el caso de Ternera Gallega.

Se trata de cortes de gran versatilidad, tanto culinaria como económica, que hacen que las carnes de ambas IGP estén presentes tanto en los menús diarios como en las grandes celebraciones. Y todo ello manteniendo su gran sabor y jugosidad, cualidades organolépticas que despuntan en las carnes certificadas de estas dos Indicaciones Geográficas Protegidas.

Se trata de cortes económicos y muy fáciles de preparar. Piezas que permiten nuevas y sorprendentes elaboraciones para deleitar a tus invitados.

Así lo han demostrado recientemente en un showcooking Javier Rodríguez Ponte “Taky”, cocinero perteneciente al grupo NOVE, que engloba a los principales cocineros gallegos con estrella Michelin; y Javier Robles, presidente de la Asociación de Cocineros de Aragón, también conocido como “Maestro del Cordero”,  dos de los más grandes conocedores de la Ternera Gallega y el Ternasco de Aragón, respectivamente.

Mano a mano, ambos chefs han preparado cinco propuestas cada uno de “Carnes con estilo”, con piezas menos habituales y asequibles para todos los bolsillos.

El chef gallego ha dado comienzo al showcooking con un potente y delicioso consomé extracto de culata de contra de Ternera Gallega a baja temperatura. Por su parte, el cocinero aragonés ha sorprendido con una reinvención del clásico bocata Ternasco de Aragón, envolviendo un pan de pipas con un filete fino de cordero sobre un puré de boniato.

A continuación, Taky ha servido un tataki semifrío de cadera de Ternera Gallega con aceite de oliva virgen extra, tomate seco y albahaca, plato que ha dado paso a los deliciosos y “adictivos” churrasquitos de Ternasco de Aragón con salsa de yogurt y menta.

La calidad de la carne de la IGP Ternera Gallega ha quedado más que patente en las elaboraciones de filete de vacío a la plancha, tan solo servida con sal ahumada, y en la llana de Ternera Gallega, también a la plancha y condimentada con sal. Se trata de cortes mucho más asequibles que otras piezas de vacuno y que quedan espectaculares con esta sencilla preparación.

Por su parte, los nuevos cortes que la IGP Ternasco de Aragón está promocionando han brillado en dos de las preparaciones del Maestro del Cordero, un carrillón en tartufo envuelto con una fina lámina de calabacín o el jugoso tournedó de Ternasco de Aragón marcado a la plancha en su punto y servido sobre un estofado de setas.

Por último, los asistentes al showcooking han podido disfrutar de una piruleta de bavette de Ternera Gallega rellena de chimichurri de encurtidos y un crujiente costillar al horno de Ternasco de Aragón con manzanas a la sidra. Dos platos para triunfar estas navidades.

 

IGP Teernasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

 

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

 

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

 

Son terneros de menos de 10 meses, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 

Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

PARMIGIANO REGGIANO CHEESE WEEK SEVILLA

La Parmigiano Reggiano Cheese Week llega a Sevilla

Del 7 al 15 noviembre se celebra en Sevilla la Parmigiano Reggiano Cheese Week. El anfitrión del evento es Casa Orzáez, tienda gourmet y espacio polivalente regentada por la familia Ordiz, de reconocida y pluri-premiada trayectoria quesera.

La Parmigiano Reggiano Cheese Week es el evento itinerante patrocinado por el Consorzio del Formaggio Parmigiano Reggiano que pone en valor el Parmigiano Reggiano en colaboración con ‘cheese bars’ y tiendas gourmets equipadas con puntos de degustación de toda España. Se trata de un diálogo abierto entre los profesionales y su público, que se desarrolla a través de un programa de actividades dedicadas a destacar el producto en todas sus facetas organolépticas y gastronómicas.

 

Actividades de la Parmigiano Reggiano Cheese Week Sevilla:

Jueves 7 y viernes 8 de noviembre  a las 20:30h

CATA DE PARMIGIANO REGGIANO

Cata en homenaje al Parmigiano Reggiano, impartida por Angela Barusi. Consistirá en una cata guiada de este queso emblemático italiano en sus distintos puntos de afinado, donde hablaremos también de su historia, elaboración y particularidades. Lo maridaremos con 2 vinos naturales locales sin sulfitos químicos añadidos.

Sábado 9 de noviembre de 9:30 a 14:30h

DESAYUNAMOS CON PARMIGIANO REGGIANO

Este sábado tendremos al gran Parmigiano Reggiano como protagonista. Se podrá disfrutar de un auténtico y especial desayuno italiano, siempre acompañado de productos de temporada, bio y km0.  ¡A empezar el fin de semana como es debido!

De lunes 11 a viernes 15 de noviembre  todo el día

PARMIGIANO REGGIANO ANTIPASTO

Siempre es buena hora para disfrutar de un aperitivo como este: tabla del auténtico y legendario Parmigiano Reggiano, en tres distintos tiempos de afinado, acompañado de una copa de vino natural de pequeño productor.

Jueves 14 y viernes 15 de noviembre  de 20:30 a 23:30h

NOCHE DE PARMIGIANO Y VINOS NATURALES

Inauguramos las noches en nuestro sótano con el invitado y protagonista tan especial de esta Cheese Week: el auténtico Parmigiano Reggiano. Un menú realmente italiano elaborado en colaboración con el restaurante Alimentari, vecino con el que compartimos la pasión por los productos ecológicos de temporada y por este queso tan emblemático. Maridado con vinos naturales de pequeño productor.

 

LOS PROTAGONISTAS

PARMIGIANO REGGIANO DOP

 

Los orígenes del Parmigiano Reggiano se remontan al siglo XII y desde ese momento, los queseros artesanos se han mantenido fieles a la identidad y a la producción natural única de este emblemático queso.

 

Al día de hoy existen 330 queserías artesanales y la marca DOP asegura que el nombre Parmigiano Reggiano puede ser aplicado sólo al queso producido en la zona de origen (provincias de Parma, Reggio Emilia, Módena, Mantua al este del río Po y Bolonia al oeste del río Reno) y elaborado utilizando métodos tradicionales específicos, siguiendo un estricto conjunto de reglas. Son la zona típica, la alimentación natural, la leche cruda de alta calidad sin aditivos y su largo proceso de envejecimiento los que hacen del Parmigiano Reggiano un queso único.

 

Aunque el periodo mínimo de maduración es de 12 meses, llega a su mejor momento a los 24 meses y puede alcanzar maduraciones muy, muy largas.

 

Gracias a la evolución de estructura, aromas y sabores, el Parmigiano Reggiano es extremadamente versátil en su degustación, maridaje y empleo en cocina.

 

CASA ORZÁEZ

Casa Orzáez nace en 2016 de la mano de María, Eugenia, Claudia y Pablo; una familia apasionada por la alimentación consciente y los productos vivos. Su aventura comenzó con la creación en 2003 de un pequeño taller de lácteos en la Sierra Norte de Sevilla bajo el nombre de Quesería Mare Nostrum, el alma máter del proyecto, en el que elaboran quesos de leche cruda de cabra de raza autóctona florida sevillana.

Su tienda es un espacio polivalente en el que encontramos una muy cuidada selección de productos, como quesos vivos de pequeño productor, leche cruda y ganadería en extensivo, vinos naturales y fruta y verdura ecológica, km0 y de temporada.

El resultado es un punto de encuentro entre productores, consumidores y alimento real, donde se puede desde hacer la compra hasta disfrutar de una copa de vino natural con una tabla de quesos, desayunar o asistir a algunos de sus eventos y catas en el sótano clandestino.

 

Reservas y más informaciones

Tel. 633187868 – 955 327 083 – info@casaorzaez.com

5ª EDICIÓN FESTIVAL PARMIGIANO REGGIANO

Del 15 al 31 de octubre se celebra en Barcelona el Festival Parmigiano Reggiano, el homenaje gastronómico que un grupo de apasionados profesionales de la restauración brinda a un producto imprescindible en su cocina, el Parmigiano Reggiano DOP.

 

Llegado a su quinta edición, este año el Festival Parmigiano Reggiano reúne a 27  restaurantes y artesanos de Barcelona y L’Hospitalet de Llobregat que, durante dos semanas, se convertirán en ‘embajadores del gusto’ del célebre queso italiano.

 

Cada uno de ellos ha podido expresar su creatividad combinando la amplia gama de aromas y sabores de las diferentes maduraciones del Parmigiano Reggiano con la exuberancia de la cosecha otoñal, creando armonías interesantísimas y concentrándolas en deliciosos bocados.

 

Durante el Festival se podrán saborear sus creaciones, especialmente pensadas para la ocasión, y conocer y apreciar las mil y una facetas gastronómicas del Parmigiano Reggiano a través de un amplio abanico de experiencias culinarias: platos sabrosos y consistentes, pastas rellenas, segundos contundentes, pizzas, helados, postres y cócteles sorprendentes.

 

El Parmigiano Reggiano es uno de los quesos más antiguos y más preciados que se conocen. Hoy en día se produce esencialmente como hace nuevo siglos, con los mismos ingredientes (leche, sal y cuajo), con el mismo cuidado artesanal y con una técnica de producción que ha sufrido pocos cambios con el peso de los siglos, gracias a la decisión de mantener una producción totalmente natural, sin emplear aditivos. El Parmigiano Reggiano es un queso con Denominación de Origen Protegida (DOP) y debe ser producido en la zona de Origen que abarca las provincias italianas de Parma, Reggio Emilia, Módena, Mantua al este del río Po y Bolonia al oeste del río Reno, una superficie de aproximadamente 10.000 km2.

 

Promovido por el Consorzio del Formaggio Parmigiano Reggiano y bajo la organización de Forma Libera, el Festival Parmigiano Reggiano brinda la oportunidad de profundizar gustosamente en el conocimiento y las innumerables fórmulas de aplicación de este queso.

 

Los participantes de la quinta edición del Festival Parmigiano Reggiano son:

 

  • AULA RESTAURANT CETT – Can Marcet 36-38 (08035) Barcelona – Tel. 666 410 126 / 934 280 777 ext. 7311
  • BACARO – c/ Jerusalem, 6 (08001) Barcelona – Tel. 931 156 679/ 672 176 068
  • BOCCA DI BONIFACIO – c/ d’Ausiàs March, 43 (08010) Barcelona – Tel. 936 608 938
  • BOCCA DI BONIFACIO – c/ Sardenya, 360 (08025) Barcelona – Tel. 934 365 141
  • BRERA RESTAURANT GNOCCHI BAR – c/ de l’Àliga, 25 (08014) Barcelona – Tel. 645 310 496
  • COLELLA – c/ Pau Claris, 190 (08037) Barcelona – Tel. 930 154 658
  • DE GUSTIBUS ITALIAE – c/ Ricardo Calvo, 13 (08022) Barcelona – Tel. 934 189 849
  • DELACREM – c/ Enric Granados, 15 (08007) Barcelona – Tel. 930 041 093
  • DUE SPAGHI – c/ Sepúlveda, 151 (08011) Barcelona – Tel. 935 031 930
  • EROICA CAFFÈ – c/ Consell de Cent, 350 (08009) Barcelona – Tel. 934 765 149
  • FASTUC – c/ D’Oliana, 14 (08006) Barcelona 931 785 211
  • GELATERIA DA GALLO – c/ Mallorca, 277 (08037) Barcelona – Tel. 937 430 934
  • IL BIRRINO – c/ Ali Bei, 123 (08013) Barcelona – Tel. 686 690 988
  • LECCABAFFI – c/ Valencia, 341 (08009) Barcelona – Tel. 935 287 693
  • LE CUCINE MANDAROSSO – c/ Verdaguer i Callís, 4 (08003) Barcelona – Tel. 932 690 780
  • LE PAIN D’ÉRIC&BENJAMIN – c/ Consell de Cent, 348 (08009) Barcelona – Tel. 931 242 532
  • LE ROMANE – c/ Muntaner, 103 (08011) Barcelona – Tel. 937 069 803
  • MALUMORE – c/ Salvà, 22 (08004) Barcelona – Tel. 931 442 659
  • MUG – c/ Roselles, 14 (08901) L’Hospitalet de Llobregat – Tel. 935 187 636/695 836 410
  • MY FUCKING RESTAURANT – c/Nou de la Rambla, 35 (08001) Barcelona – Tel. 936 397 827
  • OBE RESTAURANT – Plaça Santa Caterina, 1 (08003) Barcelona – Tel. 932 682 365
  • OBRADOR DELACREM – Passeig de Sant Joan, 59 (08009) Barcelona – Tel. 934 507 119
  • OTTANTOTTO – Passatge d’Utset,2 (08013) Barcelona – Tel. 930 607 222
  • PARADISO – c/ Rera Palau, 4 (08003) Barcelona – Tel. 933 607 222
  • RAFFAELLI – c/ Luis Antúnez, 11 (08006) Barcelona – Tel. 930 110 149/652 560 729
  • SANTO PORCELLO – c/ Sepúlveda, 151 (08011) Barcelona – Tel. 931 548 049
  • TAPAS 2254 – c/ Consell de Cent, 335 (08007) Barcelona – Tel. 935 286 002
Open Dairies

PARMIGIANO REGGIANO CELEBRA EL DÍA DE LAS QUESERÍAS ABIERTAS

Los próximos 5 y 6 de octubre, Parmigiano Reggiano celebra ‘Open Dairies’, un tradicional evento en el que las queserías abren sus puertas para enseñar al público cómo se elabora este queso 100% artesanal.

 El próximo fin de semana las provincias italianas de Parma, Reggio Emilia, Módena, Bolonia y Mantua se convertirán en una auténtica fiesta gracias al ‘Open Dairies’ o ‘Queserías abiertas’, una iniciativa en la que los productores de Parmigiano Reggiano abren sus puertas para que todo el mundo pueda conocer y participar de la elaboración de sus famosos quesos.

Un total de 50 lecherías, queserías y empresas relacionadas con la producción del Parmigiano Reggiano abrirán al público durante el sábado 5 y el domingo 6 de octubre para dar a conocer el proceso de elaboración y las cualidades del Parmigiano Reggiano a través de múltiples actividades.

Visitas guiadas a las lecherías y a las cámaras de maduración, eventos especialmente enfocados a los más pequeños, degustaciones  gastronómicas y puntos de venta abiertos durante todo el fin de semana forman parte del conjunto de actividades con las que el Consorcio del Parmigiano Reggiano quiere dar a conocer su excepcional producto y su método de elaboración, que no ha cambiado en nueve siglos.

 

De origen solidario

El evento ‘Open Dairies’ se inauguró en 2013, tras el terremoto que asoló la región de Emilia Romagna en 2012 y se llevó la vida de 26 personas. Durante la catástrofe, fueron muchas las ruedas de Parmigiano Reggiano que cayeron desde los estantes donde maduraban, rompiéndose en pedazos y arruinando el esfuerzo y el trabajo de numerosos productores. Fue entonces cuando el Consorcio de Parmigano Reggiano ideó esta iniciativa para animar a los consumidores a comprar los quesos rotos y de este modo mostrar su solidaridad con las queserías.

Desde entonces, esta gran fiesta del queso, que hoy en día tiene como objetivo acercar a los consumidores al fantástico universo de la producción del Parmigiano Reggiano, se repite una o dos veces al año y se ha convertido en uno de los grandes reclamos turísticos de la ciudad de Parma.

Participar en Open Dairies es muy sencillo. En la página web del Consorcio  www.parmigianoreggiano.it están disponibles todas las entidades participantes y sus actividades. ¡No te lo pierdas! Asistir al nacimiento de una rueda de Parmigiano Reggiano es un evento único e irrepetible.

 

Para más información: www.parmigianoreggiano.com

Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Alcachofa de Tudela

EN EL REINO DE LA BLANCA TUDELA

Si la historia de Navarra está ligada a Blanca I de Navarra, reina de Sicilia y heredera del trono de Aragón, la historia de Tudela entronca con otra blanca, la llamada “Blanca de Tudela”, una deliciosa alcachofa amparada por un sello de Indicación Geográfica Protegida desde el año 2000.

 

Guillermo Agorreta, agricultor y presidente del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Alcachofa de Tudela, posa orgulloso en un fabuloso campo de alcachofas propiedad de Jaime Castel-Ruiz, uno de los principales productores de la zona.

La tarde luce espléndida, y los negros nubarrones que hace unas horas amenazaban con lluvia al grupo de periodistas que nos hemos acercado hasta la Ribera Navarra para ahondar en las propiedades de la alcachofa tudelana, se alejan por el horizonte.

Agorreta saca una navajilla del bolsillo, y con cuidado deshoja los pétalos de la flor de la alcachofa hasta llegar al blanco corazón, mientras explica las características del cultivo de este delicado producto que los árabes trajeron a la Península Ibérica.

“Su brotación se produce en dos tandas, una a finales de octubre/noviembre y otra durante los meses de abril/mayo, los frutos se recolectan a mano y la planta o zueca se arranca para ser comercializada en otras zonas de España”, explica.

Según el presidente de la IGP, son notables las diferencias entre la “Blanca de Navarra” y otras variedades que se desarrollan en otros puntos de España, por ejemplo, en Levante: “Quizá la Alcachofa de Tudela no se diferencia en su sabor, pero sí en ternura y en que tiene menos fibras”, comenta.

Esta terneza se la debe a la climatología, mucho más adversa que en otras regiones, por lo que tarda más días en desarrollarse, adquiriendo interesantes cualidades organolépticas. “Además —explica Agorreta—, tiene un fruto mucho más redondeado, cerrado y apretado, con un hoyo central circular muy característico”.

Para poder etiquetar una alcachofa con el sello IGP Alcachofa de Tudela, denominación que ostenta desde el año 2000, “tiene que estar bonita, sin daños”, y responder a las categorías Extra y Primera. Los frutos admiten dos presentaciones, con tallo y hojas, que se venden por docenas, y sin tallo ni hojas, cuya venta se hace por kilos. Pero, siempre, han de llevar las contraetiquetas o bandas con los sellos que garanticen la autenticidad del producto amparado.

El año pasado se recogieron bajo este sello más de dos millones de kilos de alcachofas en las 968 hectáreas de superficie inscrita en la IGP, de las que se certificaron para fresco 1.147.770 kilos y 794.997 para conserva.

 

En el bote

Tras deshojar la flor de la alcachofa, el presidente de la IGP nos da a probar su corazón en crudo, recién cosechado, y sorprende su sabor y ternura. De estos atributos se precian en la Ribera Navarra, que no solo defienden su producto en fresco, sino también en conserva.

Para comprobarlo, nos acercamos a Conservas Pedro Luis, en Lodosa, empresa fundada en 1988, donde nos recibe Pedro Luis Antón, gerente y heredero del negocio familiar. Allí nos muestra el calibrado, el escaldado y el pelado manual al que se somete este producto para dar lugar a unas conservas que aprovechan la alcachofa en su máximo esplendor, con un tiempo máximo del campo al bote de entre 24 y 48 horas.

“Para nosotros la prontitud a la hora de elaborar vegetales es fundamental—explica Pedro Luis—. Una alcachofa recolectada y guardada en cámara no gana calidad, la pierde, lo único que puede ganar son fibras y sabores no deseados… Por eso, la campaña de la alcachofa es muy agresiva, necesitas recolectar y elaborar rápidamente, por lo que estás obligado a estar muy preparado”.

Con el fin de amortizar la costosa maquinaria y mantener al equipo de trabajo, la conservera necesita cubrir el ciclo fabril con otros productos. “La campaña de alcachofa suele comenzar a finales de marzo-primeros de abril y para finales de mayo hay que abandonarla, ya que empiezan a subir las temperaturas y como flor que es, se empieza a abrir, le sale pelo y pierde calidad”. Por eso, en Pedro Luis completan el ciclo con espárragos blancos en abril y mayo, tomates en agosto y septiembre, pimientos en septiembre y octubre, borraja y cardo cuando llega el invierno y, entre medias, legumbres, que no son de temporada.

En esta conservera se embotan entre 5.000 y 6.000 kilos de alcachofa a diario, con unos calibres que van desde los 40 a los 65 milímetros, ya que, según nos cuentan desde la IGP, “el mercado en fresco quiere un calibre mayor que el que se estaba haciendo antes y las conserveras uno menor, porque lo que reclama el consumidor es el corazón”.

Por eso, tras calibrar de 5 en 5 milímetros el fruto, se escalda (desde 21 minutos el calibre más pequeño, hasta 25 el más grueso), un proceso que sirve para neutralizar el proceso enzimático y que el fruto no se oxide.

“Hay muy mala prensa de la alcachofa en conserva porque es muy ácida —explica Pedro Luis—, pero lo que diferencia a la de Tudela de otras es que no está acidificada, está en su propio ph natural, sin alterar. Tiene que dejar un sabor a regaliz, no ácido, y nosotros la conservamos así”.

 

Versatilidad en el plato

Quizá sea este delicado sabor, tanto en fresco como en conserva, la razón por la que la “Blanca de Tudela” es tan preciada, tanto dentro como fuera de la comunidad foral. Así nos lo demostraron dos emblemáticos restaurantes navarros, el Restaurante Alhambra, en Pamplona, y el Restaurante 33, en Tudela.

En la capital navarra, Ignacio Idoate y su equipo, capitaneado por el chef Javier Díaz, ofrecieron un exquisito menú en el que la Alcachofa de Tudela tuvo un papel destacado en platos como las alcachofas salteadas con verduras de Navarra y trufa, el huevo a baja temperatura con alcachofas en dos texturas o el carré de cordero con risotto de alcachofas de Tudela y trufa negra.

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar Centro de privacidad Configuracion de Privacidad Leer nuestra Política de Privacidad