-1
archive,category,category-denominacion-de-origen,category-243,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-5.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
Chuletas

GALICIA Y ARAGÓN, TERRITORIOS PARA COMÉRSELOS

  • Galicia y Aragón son, sin duda, dos de los lugares más apetecibles de la geografía nacional. La diversidad cultural de estos territorios, unida a una gran tradición agroalimentaria, ha contribuido a la creación y consolidación de dos cocinas de carácter reconocidas en todo el país.
  • Las IGP Ternasco de Aragón y Ternera Gallega, ambas inmersas en el plan de promoción europeo “Carnes con estilo”, contribuyen a la riqueza gastronómica de sus regiones de origen con sus carnes frescas de calidad alimentaria diferenciada.

 

De norte a sur y de este a oeste. España es un auténtico paraíso para los amantes del buen yantar. Un lugar donde han pervivido a lo largo de los siglos platos y recetas de una gran tradición.

Estas recetas, además, son pequeñas porciones de la historia y la cultura de los territorios donde se elaboran, ya que suelen incorporar ingredientes autóctonos, productos de cercanía y proximidad, como Ternera Gallega y Ternasco de Aragón, carnes de origen y calidad garantizados bajo el sello IGP.

 

Aragón gastronómico

Aragón es un territorio de grandes contrastes. Desde las alta cumbres del Pirineo a las áridas tierras de los Monegros. Desde las fértiles tierras del valle del Ebro al paisaje pintoresco de montaña mediterránea de Teruel. Lugares muy dispares entre sí, pero con una estrecha vinculación social, cultural y gastronómica. Una comunidad, además, que cuenta desde hace siglos con una gran tradición en la ganadería ovina. Un hecho que, sin duda, ha contribuido a mantener vivo el entorno rural aragonés desde un punto de vista socioeconómico y medioambiental.

La gastronomía es, sin duda, una de las señas de identidad de Aragón. Y el Ternasco de Aragón IGP su buque insignia. La forma más tradicional de cocinarlo es al horno, asado con patatas panadera. Aunque en forma de guiso, pensando en los jarretes o los collares por ejemplo (en épocas más frías) o a la brasa, ideal con las chuletillas o el churrasco (más consumido con el buen tiempo), queda muy tierno y sabroso.

Los nuevos cortes del Ternasco de Aragón, pensados hace unos años para popularizar el consumo de la carne de cordero en el día a día, aportaron otras muchas formas de consumo como las tapas o los bocadillos elaborados con filete de pierna o churrasquitos o incluso algunas presentaciones más vanguardistas como la ventresca de Ternasco de Aragón IGP o el tournedó a la plancha. Un hito que puso en valor una gran versatilidad que convierte al Ternasco de Aragón IGP en un producto perfecto para cualquier ocasión.

Además, la carne de Ternasco de Aragón marida a la perfección con el resto de productos aragoneses amparados bajo las figuras de calidad diferenciada IGP, DOP y C´Alial. Productos como el vino, el cava, el Jamón de Teruel, el Melocotón de Calanda, la Cebolla de Fuentes de Ebro, los aceites del Bajo Aragón y Sierra del Moncayo, quesos, huevos o panes, la borraja de Aragón, la longaniza de Aragón, el lomo embuchado o la Trenza de Almudévar entre otros.

 

Galicia en el plato

Al igual que ocurre en Aragón con el Ternasco de Aragón, en Galicia el vacuno cuenta con siglos de tradición. Amparada bajo el sello IGP, la carne de Ternera Gallega procede de animales jóvenes, nacidos y criados en Galicia en base a sus razas autóctonas y sus cruces. Al paladar, encontramos una carne de textura suave que destaca por su intenso y delicioso sabor, su extraordinaria terneza, jugosidad y suculencia. Presente en toda la comunidad autónoma, Ternera Gallega protagoniza las más variadas propuestas gastronómicas, desde recetas clásicas a otras más innovadoras, gracias a la versatilidad de sus diferentes piezas.

Dentro de los platos más típicos de Galicia, tenemos la Carne ao caldeiro, que se puede cocinar con la falda o la aguja, pero también con el jarrete o la culata de contra. Además, el recetario gallego nos ofrece la tradicional Carne asada, típica en las fiestas y reuniones familiares, o su popular Empanada, que, rellena de carne, se puede elaborar con la aguja, la llana o la espaldilla de Ternera Gallega. Otra opción habitual en las romerías de Galicia y en los encuentros con la familia o los amigos, especialmente en esta época estival, es el churrasco. Esta comida tradicional, traída a la comunidad por los emigrantes retornados de América del Sur, se prepara con el costillar de ternera a la brasa o a la parrilla y se suele acompañar con salsa chimichurri.

Y aparte del clásico chuletón o solomillo a la plancha, Ternera Gallega también nos permite disfrutar de platos más actuales, como un Tataky o un Steak Tartar, gracias a la terneza que caracteriza a la carne amparada por la IGP.

Además, Ternera Gallega combina a la perfección con otros alimentos de calidad de Galicia, que cuenta con hasta 36 productos con IGP o DOP. Además de por sus vinos y licores, esta comunidad destaca por sus quesos, sus patatas, los pimientos de diferentes variedades, los mejillones o el capón, las castañas, la miel y las Fabas de Lourenzá, junto con el pan o la conocida Tarta de Santiago.

 

Mejor con vino

Ambas regiones presentan una enorme riqueza gastronómica liderada por el sabor de las carnes frescas de las IGP de Ternera Gallega y Ternasco de Aragón. Productos con los que uno está obligado a deleitarse y, si es con vino, mejor.

En el caso de Aragón, cualquier plato de Ternasco de Aragón puede acompañarse a las mil maravillas con una de las cuatro Denominaciones de Origen Protegidas de la región: Somontano, Campo de Borja, Calatayud y Cariñena; o de sus Vinos de la Tierra, reconocidos con el sello IGP: Bajo Aragón, Ribera del Gállego Cinco Villas, Ribera del Jiloca, Valdejalón y Valle del Cinca

Por su parte, merece la pena disfrutar de la Ternera Gallega acompañada de una de las Denominaciones de Origen Protegidas típicas de la zona: Rías Baixas, Ribeiro, Valdeorras, Ribeira Sacra y Monterrei o con uno de sus Vinos de la Tierra, con sello IGP: Barbanza e Iria, Betanzos, Val do Miño-Ourense y Ribeiras do Morrazo.

 

 IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros jóvenes, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, los animales no superan los 10 meses y la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

tarta de queso

CHEESECAKE CON PARMIGIANO REGGIANO

El 30 de julio es una fecha muy especial para todos los amantes de la gastronomía, ya que se conmemora el Día Mundial de la Tarta de Queso.

Para celebrarlo, te proponemos una fantástica receta para que elabores tu propia versión de esta tarta milenaria con el ‘Rey de los Quesos’, el Parmigiano Reggiano.

 

El queso es un alimento que ha acompañado al hombre desde el origen de los tiempos. Los historiadores datan su origen en el Neolítico, entre los años 8000 y 3000 a.C., cuando nuestros antepasados consiguieron domesticar a sus ovejas.

Una de las preparaciones con queso más populares del mundo es, sin duda, la tarta de queso. Se cree que este manjar formó parte del menú de los atletas que participaron en los primeros Juegos Olímpicos de la Historia, en el 776 a.C., ya que se trataba de un alimento capaz de aportar gran cantidad de proteínas.

Más tarde, la tarta de queso se extendió por toda Europa gracias al Imperio Romano y tuvo que esperar hasta el siglo XVIII para conquistar América de la mano de los primeros colonos europeos. Al otro lado del Atlántico, en nueva York, nació la tarta de queso o ‘cheesecake’ tal y como la conocemos hoy en día, con su aporte de queso crema, y desde entonces este postre no ha parado de popularizarse en el mundo entero.

No hay restaurante que se precie que no muestre con orgullo su propia tarta de queso. Las variaciones, ingredientes empleados y recetas son infinitas y nosotros te queremos proponer hoy una muy original. La Parmigiano Reggiano Cheescake, elaborada con el ‘Rey de los quesos’.

El Parmigiano Reggiano es uno de los quesos más antiguos y preciados que se conocen. Hoy en día se produce sustancialmente como desde hace nueve siglos, con los mismos ingredientes (leche de vaca, sal y cuajo), con el mismo cuidado artesanal y con una técnica de producción que ha sufrido pocos cambios con el paso de los siglos, gracias a la decisión de mantener una producción totalmente natural, sin emplear aditivos.

¿Necesitas más razones para hacer esta deliciosa tarta de queso? ¡A la cocina!

 

PARMIGIANO REGGIANO CHEESECAKE

Ingredientes

Tarta de queso

  • 100 g de migas de galletas tipo ‘digestive’
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 8 cucharadas de mantequilla, derretida
  • 800 g de queso crema, suavizado
  • 1 lata de leche condensada
  • 2 cucharadas de harina
  • 4 cucharadas de zumo de limón
  • 100 g de Parmigiano Reggiano, rallado
  • 4 huevos

Teja de queso dulce:

  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de azúcar glasé
  • 1 huevo
  • 50 g de harina común
  • 15 g de Parmigiano Reggiano, rallado
  • 20 g de almendras en copos

Para servir:

  • 15 g de azúcar glasé
  • 150 g de nata cuajada o clotted cream
  • ½ cucharadita de esencia de vainilla
  • Mermelada de frutos rojos
  • Menta
  • Arándanos

Preparación

Tarta de queso: Forra un molde de 23 cm. Mezcle las migas de galletas tipo ‘digestive’, el azúcar y la mantequilla. Con una cuchara, presiona sobre la base del molde para compactar la mezcla. Precalienta el horno a 170°C. Mezcla el queso y la leche condensada hasta que esté esponjoso. Añade la harina, el zumo de limón y el Parmigiano Reggiano. Añade los huevos y vierte la mezcla sobre la base de galleta. Cocinar durante 1 hora y 10 minutos y deja enfriar antes de servir.

Teja de queso dulce: Mezcla la crema de mantequilla y el azúcar glasé. Bate lentamente el huevo, añade la harina y el Parmigiano Reggiano. Extiende capas finas de la mezcla en una hoja de papel de horno. Espolvorea las almendras y añade más azúcar. Hornea durante 3-4 minutos hasta que se doren y se enróllalas rápidamente alrededor de un rodillo.

Para servir: Bate la nata cuajada con el azúcar y la esencia de vainilla. Sirve las porciones de tarta de queso con la mermelada de frutos rojos, la crema cuajada y unas hojitas de menta. Adorna con unos arándanos.

5 ENSALADAS CON PARMIGIANO REGGIANO

Cuidarse y disfrutar no son antónimos. Este verano, concédete un capricho con ‘el rey de los quesos’ y lleva a tus ensaladas a otro nivel con Parmigiano Reggiano.

 

El Parmigiano Reggiano, el queso con Denominación de Origen número en Italia y uno de los más apreciados en todo el mundo, es un producto excepcional. No tiene aditivos ni conservantes y se elabora de forma totalmente artesanal con solo tres productos: leche, cuajo y sal.

Presenta una fácil digestibilidad y un elevado contenido de calcio, además de ser gran fuente de minerales. Por eso el Parmigiano Reggiano es un alimento fundamental en la dieta de todos, desde los niños hasta los mayores, pasando por los deportistas, que encuentran en este queso un aporte de energía totalmente natural.

Y, por si esto fuera poco, tenemos buenas noticias para los intolerantes a la lactosa, ya que el Parmigiano Reggiano es un lácteo sin lactosa. Gracias a su proceso productivo, el ‘rey de los quesos’ está naturalmente exento de lactosa desde las 48 horas de su creación, debido a que todo el azúcar (lactosa) se transforma en ácido láctico gracias a las bacterias lácticas. Así que, cuando el queso llega a los puntos de venta, al cabo del periodo de maduración mínima de 12 meses, es apto para intolerantes a la lactosa.

¿Necesitas aún más motivos para disfrutar del Parmigiano Reggiano? Por si acaso, te damos 5 razones más, estas 5 deliciosas ensaladas con el toque divino del ‘rey de los quesos’.

 

5 ENSALADAS CON PARMIGIANO REGGIANO

  • Ensalada de apio, Parmigiano Reggiano y trufa negra
  • Ensalada de remolacha, Parmigiano Regiano y salsa de hierbas
  • Ensalada templada de brócoli, patatas nuevas y Parmigiano Reggiano
  • Ensalada de coliflor y Parmigiano Reggiano
  • Ensalada mixta de higos y Parmigiano Reggiano

 

ENSALADA DE APIO, PARMIGIANO REGGIANO Y TRUFA NEGRA

Ensaladas con Parmigiano

Ingredientes

  • 40 g de apio
  • 70 g de Parmigiano Reggiano en lascas
  • 70 g de trufa negra raspada
  • 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • Sal
  • Pimienta blanca

Preparación

Limpiar y cortar finamente las ramas de apio. Poner en un colador y espolvorear con sal. Dejar reposar durante 30 minutos y luego retirar el agua que haya exudado. Aderezar el apio con Parmigiano Reggiano en lascas, trufa, aceite, sal y pimienta blanca. Servir.

 

ENSALADA DE REMOLACHA, PARMIGIANO REGGIANO Y SALSA DE HIERBAS

Ensaladas con Parmigiano 

Ingredientes

  • 200 g de remolacha
  • 100 g de Parmigiano Reggiano
  • 100 g de hierbas frescas
  • 12 rebanadas de pan de baguette tostado
  • Un manojo de perejil
  • 1 cucharada de cebollas encurtidas
  • 50 ml de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharada de semillas de sésamo blanco

Preparación

Pelar la remolacha y cortarla en rodajas finas. Aderezarla con aceite y sal. Tostar las rebanadas de pan y cortar el Parmigiano Reggiano en rodajas. Limpiar el perejil, poner las hojas en una licuadora con las cebollas encurtidas y la mitad del aceite. Mezclar hasta obtener una fina emulsión. Ajustar la sal. Montar el plato con la remolacha, la ensalada ligeramente aliñada, las rodajas de Parmigiano Reggiano y los picatostes. Aderezar con la emulsión de hierbas y espolvorear con las semillas de sésamo tostadas.

 

ENSALADA TEMPLADA DE BRÓCOLI, PATATAS NUEVAS Y PARMIGIANO REGGIANO

 

Ensaladas con Parmigiano

Ingredientes

  • 400 g de patatas nuevas
  • 20 g de avellanas, blanqueadas
  • 200 g de brócoli sin sus tallos
  • 1/2 cebolla roja, cortada en rodajas finas (aprox. 75 g)
  • 20 g de Parmigiano Reggiano
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (30 ml)
  • Sal y pimienta recién molida al gusto

Para el aderezo de salsa verde:

  • 20 g de perejil de hoja plana, sin tallos (un puñado grande)
  • 6 hojas de albahaca (2,5 g)
  • 1 ramita de estragón, solo las hojas (1 g)
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 2 filetes de anchoa de lata (opcional)
  • 1/2 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1/2 limón, jugo, el resto se guarda para la guarnición
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (30 ml)
  • Pimienta negra recién molida, al gusto

Preparación

 Saltear el brócoli en una sartén para conservar su color y mantenerlo ligeramente al dente. Hervir las patatas hasta que estén cocidas, unos 15 minutos, y luego escurrirlas.

Preparar el aderezo de salsa verde. Hacer una pasta de ajo machacándola con sal. Añadir a las hierbas y a las anchoas y picarlas finamente. Poner en un bol y mezclar con la mostaza, el zumo de limón, el aceite de oliva y la pimienta negra. Dejar a un lado.

Tostar las avellanas en una sartén seca durante unos minutos hasta que huelan a tostado y hayan tomado un poco de color. Usar un mortero o similar para aplastar las avellanas.

Calentar 2 cucharadas de aceite de oliva en la misma sartén. Añade el brócoli y la cebolla en rodajas y un chorro de agua. Cubrir y saltear al vapor durante aprox. 5 minutos hasta que el brócoli esté cocido al dente. Quita la tapa y hierve el agua que quede en la sartén. Sazone y vacíe en un recipiente grande.

Cortar las patatas en rodajas gruesas y añadirlas a la cacerola, con un chorro de aceite de oliva si es necesario. Freírlas durante un par de minutos para recalentarlas. Sazonar bien. Añádelas al bol. Añadir el aliño al bol y cubrir todo con las manos.

Para servir

 Dividir la ensalada entre dos platos calientes. Espolvorear con las avellanas y añadir lascas de Parmigiano Reggiano sobre las dos ensaladas. Rocíe con un poco más de aceite y sirva con la otra mitad de limón, cortada en dos cuartos, si se requiere más acidez al gusto.

 

ENSALADA DE COLIFLOR Y PARMIGIANO REGGIANO

Ensaladas con Parmigiano

Ingredientes

  • Coliflor
  • Calabacines
  • Uvas pasas
  • Cúrcuma
  • Pipas de girasol
  • Zanahoria
  • Parmigiano Reggiano
  • Azúcar, al gusto
  • Vinagre de vino blanco
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal, al gusto
  • Pimienta negra, al gusto

Preparación

Lavar las verduras. Cortar los extremos del tallo de la coliflor en trozos grandes, picarlos en un procesador de alimentos en migas gruesas, y luego añadir cúrcuma, las pasas, azúcar, sal, pimienta, vinagre y aceite. Pruebe y añada sal y especias a su gusto.

Cortar la cáscara de los calabacines y las zanahorias en trozos pequeños y añadirlos a la ensalada. Colóquelos en una bandeja, añada algunas pipas de girasol y espolvoree con Parmigiano Reggiano.

 

ENSALADA MIXTA DE HIGOS Y PARMIGIANO REGGIANO

Ensaladas con Parmigiano

Ingredientes

  • 2 cogollos de lechuga al gusto
  • 4 tomates pera
  • 4 tomates amarillos
  • 4 higos
  • 200 g de queso Parmigiano Reggiano cortado en lascas
  • 40 g de semillas de calabaza
  • Aceite al gusto
  • Sal al gusto

 

Limpiar la lechuga y cortarla en trozos grandes. Cortar los tomates en rodajas pequeñas y los higos en cuatro partes, tras quitarles la cáscara. Combinar todos los ingredientes en una ensaladera grande, sazonar con aceite y sal. Terminar el plato con las lascas de Parmigiano Reggiano y semillas de calabaza.

Para más información: www.parmigianoreggiano.com

Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Queso Parmigiano Reggiano

2019: RÉCORD DE PRODUCCIÓN PARMIGIANO REGGIANO

El Consorcio de Parmigiano Reggiano anuncia los datos de su sólida cadena de producción, lista para asumir el “post Covid19” con cierta preocupación por la caída de las exportaciones

El Parmigiano Reggiano se confirma como el producto con Denominación de Origen número uno en Italia, con un volumen de negocio de 1.560 millones de euros, una facturación de 2.600 millones de euros, una cuota de exportación que supera el 41% (lo que supone un crecimiento del 4,3% con respecto a 2018) y 3,75 millones de ruedas producidas (un 1,47% más que el año anterior)

 

Durante 2019, fueron exportadas a España 1.408 toneladas de Parmigiano Reggiano

 

El 2019 fue un año récord para la producción de Parmigiano Reggiano DOP, que se incrementó en un 1,47% con respecto al año anterior. Las 3,75 millones de ruedas de queso (unas 150.000 toneladas) producidas en 2019 representan el pico más alto de toda la historia del Parmigiano Reggiano.

Con un total de 2.600 millones de euros de facturación, este producto italiano con Denominación de Origen Protegida (DOP) se está expandiendo cada vez más en el extranjero: lo que supone una salida para una producción en constante crecimiento que require nuevos mercados. En los últimos tres años, la producción ha aumentado de 3,47 a 3,75 millones de ruedas, lo que supone un incremento del 8,1%.

El Parmigiano Reggiano también está disfrutando de un muy buen período en lo que respecta a los precios. Mientras que en 2016 el coste por kg era de 8,60 euros, en 2019 el precio medio se situó en 10,75 euros, lo que supone un incremento del 25% (precio medio del Parmigiano Reggiano de 12 meses, fuente: boletines de la Borsa Comprensoriale Parma).

En este sentido, 2019 ha sido un año con dos realidades opuestas. De hecho, a partir del mes de octubre –durante la imposición de aranceles por parte del Presidente Trump– los precios sufrieron un abrupto descenso por debajo de los 10 euros, mientras que la producción de leche y, por consiguiente, de queso registró un crecimiento.

 

Un mercado cada vez más internacional

 Hoy en día, Italia representa poco menos del 60% del mercado total del Parmigiano Reggiano, mientras que la cuota de exportación es del 41% (un 4,3% más que el año anterior). Francia es el primer mercado (21% del total de las exportaciones), seguido de Estados Unidos (20,9%), Alemania (17,8%), Reino Unido (12,3%) y Canadá (3,9%).

Mientras que Francia (+2,2%) y el Reino Unido (+2,7%) se mantienen estables, Alemania (+6,7%) está creciendo, tras la reducción registrada en 2018, lo mismo ocurre con Suiza (+16,3%) y Estados Unidos (+12,9%). También están creciendo nuevos mercados como Australia (+21,3%), China (+36,4%) y los países árabes (+2,9%). Por otra parte, Canadá (-26,5%) se está desacelerando debido a los acuerdos CETA.

En los primeros meses de 2020, el Consorcio del Parmigiano Reggiano ya ha registrado un aumento del volúmen de ventas, sobre todo en la gran distribución, donde el crecimiento alcanzó cotas del 20-30%.

Por el contrario, la tendencia de los precios no es tan halagüeña, si se considera que el precio al por mayor (precio medio del Parmigiano Reggiano de 12 meses) se ha establecido actualmente en torno a los 8 euros kg frente a los 10,75 euros de 2019.

 

El Parmigiano Reggiano frente al Covid19

El Consorcio también está monitorizando el impacto del Covid19 en el mercado del Parmigiano Reggiano. Un estudio reciente publicado por el Centro Studi (Centro de Investigación del Consorcio del Parmigiano Reggiano) revela que el 53% de los encuestados está muy contento con el total de pedidos recibidos en los primeros meses de 2020, especialmente en el mercado italiano. Hay menos entusiasmo con respecto a los pedidos de la Unión Europea y preocupación por América del Norte y el Canadá. Las queserías miembros del Consorcio prevén una disminución general de los pedidos en los próximos meses, en particular en los medianos y pequeños minoristas y en el canal Horeca.

“La crisis a la que nos enfrentamos debido a la pandemia –ha declarado Nicola Bertinelli, presidente del Consorcio del Parmigiano Reggiano no ha interrumpido las actividades del Consorcio. Inmediatamente nos preparamos para continuar nuestros controles de calidad con el fin de salvaguardar y proteger a los consumidores. También continuamos con nuestras actividades de control en los mercados, con especial atención a la protección a nivel internacional. Tras el éxito de Nueva Zelanda y China en 2019, derrotamos al gigante Campbell, que ahora se ve obligado a eliminar las referencias a la DOP de las etiquetas de sus productos”.

“Nuestro trabajo continúa –ha añadido Bertinelli–. Estamos revisando el plan de marketing de 2020 a la luz de todas las limitaciones que estamos experimentando debido al bloqueo y en consideración de las próximas fases de este lento retorno a la normalidad. También necesitaremos medidas para contener la producción que está creciendo demasiado”.

Recetas Ternasco

CARNES IGPS TERNERA GALLEGA Y TERNASCO ARAGÓN EN LA DESESCALADA

  • Las carnes frescas de las IGP Ternasco de Aragón y Ternera Gallega, las “Carnes con estilo”, son ideales para disfrutar del reencuentro con los que más hemos echado de menos.
  • Te proponemos cuatro deliciosas recetas para compartir ese mágico momento y disfrutar de estas carnes avaladas con el sello IGP de la Unión Europea, que certifica alimentos de calidad diferenciada.

 

Con gran parte de la población española inmersa en las Fases 1 y 2 de la tan ansiada desescalada, el reencuentro con amigos y familiares se va a convertir en una auténtica fiesta.

Y, aunque todavía tenemos que seguir dando algunos pasos para disfrutar de una experiencia gastronómica completa en nuestros restaurantes favoritos, las carnes frescas de las IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón se convierten en una fantástica opción para compartir en casa con los que más hemos echado de menos.

Por eso, y para ir abriendo boca, ambas Indicaciones Geográficas Protegidas lanzan una serie de recetas suculentas, nutritivas, equilibradas y fáciles de preparar dentro del marco de la campaña de promoción europea “Carnes con estilo”. Un programa que busca fomentar entre los consumidores el reconocimiento de los sellos avalados por Europa, que certifican garantías de calidad y de origen.

Así que ya sabes, vive con los tuyos un momento fantástico (con la máxima precaución, eso sí) y disfruta cocinando y degustando estas recetas de Ternasco de Aragón, “el cordero con gusto”, y Ternera Gallega, “la ternera con clase”. Son ideales para compartir con tus seres queridos, no solo por su facilidad de cocinado y su versatilidad, sino, sobre todo, por su sabor y suculencia.

¡A cocinar!

 

Churrasquitos de Ternasco de Aragón asados con gajos de cebolla Fuentes de Ebro DOP y salsa de yogur y menta

INGREDIENTES

  • 1 kg de Churrasquitos de Ternasco de Aragón IGP
  • 1 Cebolla de Fuentes DOP
  • 1 Yogur de leche de oveja
  • 50 ml Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal fina
  • Menta fresca
  • 50 gr de Cacahuete fritos

Recetas Ternasco

PREPARACIÓN

Ponemos en una bandeja de horno los churrasquitos A 200 ºC durante 25 minutos. Lavar la cebolla ponerla entera con piel en la bandeja. Mientras, preparamos la salsa mezclando el yogur de leche de oveja, aceite de oliva, sal y menta fresca. Triturar con la batidora y añadirle cacahuetes picados. Sacamos la bandeja del horno, pasamos los churrasquitos a un recipiente y pelamos y cortamos en 4 la cebolla, colocando los gajos sueltos sobre un plato. Para emplatar, acompañamos con un bol de salsa para mojar los ingredientes en él.

 

Picanha de Ternera a las 5 pimientas con salsa tropical

INGREDIENTES

  • 1 pieza punta de contra (800 gr) de Ternera Gallega IGP
  • Sal gruesa
  • 5 pimientas (negra, blanca, rosa, verde, de Jamaica)
  • Aceite de oliva

PARA LA SALSA

  • 100 gr de piña fresca
  • 100 gr de mango
  • 75 gr de cebolla morada
  • Una cucharada de cilantro fresco
  • 0,15 L de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 3 cucharadas de vinagre blanco
  • Zumo de 3 limas
  • Sal

Recetas Ternera Gallega

PREPARACIÓN

Atemperar la carne 1 hora antes de cocinarla. Embadurnar la carne con aceite de oliva. Sazonar y moler abundante mezcla de pimientas sobre la carne. Apretar la pimienta sobre la carne para que quede bien incrustada. Dorar la pieza en una sartén a fuego fuerte por todos los lados y terminar asando al horno a 160ºC unos 20 minutos aproximadamente hasta que tenga un punto jugoso. Retirar del horno y reposar unos minutos antes de cortar. Mientras tanto, ir preparando la salsa tropical. Picar y mezclar todos los ingredientes y poner a punto de sal. Terminar de montar la salsa y comenzar con el emplatado. Para emplatar, trinchar la carne en láminas no muy gruesas en sentido contrario a la fibra de la carne y acompañar de la salsa y unas hojas de cilantro fresco.

 

Collares de Ternasco de Aragón en pepitoria simple

INGREDIENTES

  • 160 Collares de Ternasco de Aragón IGP
  • 2 Cebollas de Fuentes de Ebro DOP
  • 1 litro de Cerveza rubia
  • Pimienta negra en grano
  • 1 hoja de laurel
  • Sal fina
  • Orégano
  • 1 huevo
  • 50 gr de Almendras tostadas
  • Pan frito

Recetas Ternasco

PREPARACIÓN

Cortar la cebolla en juliana. En una perola colocar capa de cebolla, capa de collares, capa de cebolla, capa de collares. Cubrir todo con cerveza rubia y añadir orégano, sal, una hoja de laurel y unas bolas de pimienta. Dejar cocer hasta que reduzca a la mitad, 1h 45min a fuego medio-bajo aproximadamente. Con un poco del caldo del guiso, preparar una majada: triturar con batidora una yema de huevo DURO, almendra tostada y pan frito. Añadir la mezcla al guiso y dejar hervir durante 15 minutos más. Servir en platos hondos con abundante cebolla y salsa.

 

Medallones de Ternera Gallega IGP a la sartén con judías verdes y almendras

INGREDIENTES

  • 2 medallones gruesos de babilla de Ternera Gallega IGP (o de cadera)
  • 3 dientes de ajo con piel
  • 2 ramas de tomillo fresco
  • Aceite de Oliva Virgen Extra suave
  • Pimienta negra recién molida
  • 200 gr de judías verdes redondas cocidas
  • 50 gr de almendra laminada tostada
  • Perejil fresco

NECESIDADES

  • Sartén antiadherente
  • Molinillo de pimienta negra
  • Tomillo fresco en rama (si es de maceta, mejor)

Recetas Ternera Gallega

PREPARACIÓN

Atemperar la carne al menos una hora antes de cocinarlos. Embadurnarla con aceite de oliva y pimienta negra recién molida. Hacer a la sartén a fuego alto primero por los cantos y luego por las caras. Al cocinar por las caras, añadir 2 ajos prensados con piel y un chorrito más de aceite de oliva. Al dar la vuelta añadir una rama de tomillo fresco. Terminar de cocinar hasta el punto deseado bañando regularmente con los jugos y aceite sobre la carne. Retirar, añadir sal gruesa y reposar 3-4 minutos. Saltear las judías en la misma sartén con el ajo restante picado (previamente cocidas) en la misma sartén donde cocinamos la carne. Añadir perejil picado fresco y salpicar de almendra laminada.

*Además de estas recetas, la web de la campaña “Carnes con estilo” dispone de un apartado con videorecetas de ambas IGP para entretenerse en los fogones.

 

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros jóvenes, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, los animales no superan los 10 meses y la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es.

Hamburguesa de Ternasco

CARNES CON ESTILO EN CASA: TERNERA Y TERNASCO

“Carnes con estilo”, programa de promoción cuyo fin es el reconocimiento de los sellos de calidad europeos, se suma a las recomendaciones de las autoridades sanitarias españolas y anima a todos a permanecer en casa por el bien común.

Sin embargo, quedarse en casa no significa no poder disfrutar de almuerzos y cenas sabrosas y nutritivas gracias a las carnes frescas que las IGP Ternasco de Aragón y Ternera Gallega distribuyen en sus puntos de venta habituales.

Ambas IGP ofrecen un amplio abanico de cortes, desde los más clásicos como el entrecot de Ternera Gallega o el costillar de Ternasco de Aragón, hasta otros menos habituales como el Tournedó, el Filete de pierna o los Churrasquitos en el caso de Ternasco de Aragón o el filete de vacío, la bavette o el filetón de contra en el caso de Ternera Gallega.

Se trata de cortes versátiles, económicos y muy fáciles de preparar para disfrutar de este tiempo en la cocina con estas jugosas y sabrosas carnes frescas de cordero y ternera.

Por eso, y para poder disfrutar de la calidad de estas carnes avaladas por el marchamo europeo de Indicación Geográfica Protegida, ambas IGP ofrecen esta batería de recetas “con estilo”, para disfrutar y divertirse cocinando en casa, probar nuevas recetas y compartir con la familia (o a solas) estos excelsos productos.

 

Hay platos para todos los gustos, desde preparaciones sencillas para los que, aun en confinamiento, no tienen un minuto que perder y elaboraciones más sofisticadas con las que pasar un buen rato en la cocina y darse un merecido homenaje. ¡A cocinar!

Escalopines de Ternera Gallega con alcaparras y limón

 

 

INGREDIENTES

  • 800 gr de filetes de cadera, babilla o tapa de Ternera Gallega IGP
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil
  • 0,1 L de vino blanco ribeiro
  • 75 gr mantequilla
  • 70 gr alcaparras
  • 3 limones
  • Sal
  • Pimienta negra

PREPARACIÓN

Cortar los filetes de ternera en pequeños escalopines de 50 gr cada uno. Adobar unas horas con el ajo picado, la mitad del perejil y el vino blanco. En una sartén amplia añadir la mantequilla y cuando haya derretido, dorar rápidamente los escalopines vuelta y vuelta añadiendo sal y pimienta al gusto. Retirar del fuego y añadir a la sartén las alcaparras, el zumo de los limones y el resto del perejil picado. Devolver la sartén al fuego y dar un hervor rápido al conjunto removiendo bien para que se impregnen bien los filetes de carne. Servir inmediatamente con el jugo de la sartén y unas hojas de perejil fresco.

Hamburguesa de Ternasco de Aragón IGP con puerro confitado en mantequilla y mayonesa de cacahuetes

 

INGREDIENTES

  • 4 hamburguesas (150 gr) de Ternasco de Aragón IGP
  • 4 panes de hamburguesa
  • 4 cucharadas soperas de mayonesa
  • 6 cucharadas soperas de cacahuetes fritos y salados
  • 1 puerro
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Brandy (opcional)
  • Sal, pimienta negra, orégano y curry

PREPARACIÓN

Para confitar el puerro en la mantequilla, lavar bajo agua fría y lo cortar en medias rodajas muy finas. Escurrir y poner a fuego muy suave con mantequilla en una sartén tapada durante 15 minutos, dándole vueltas para que no se agarre. Salpimentar y dejar reposar. Para la mayonesa, triturar 5 cucharadas de cacahuetes y mezclar con la mayonesa de forma homogénea. Picar la cucharada de cacahuetes restante para añadirle un poco picado al final. Marcar la hamburguesa a la plancha unos 4 minutos por cada cara para dejarla jugosa en el centro. Colocar puerro al gusto sobre la base de cada pan de hamburguesa. Colocar encima la hamburguesa, y espolvorear de orégano y de cacahuete picado al gusto. Colocar un poco de mayonesa de cacahuete y acabar con un poco de curry. Servir acompañado de unas buenas patatas fritas.

 

Costillar de Ternasco de Aragón IGP asado a la sidra con manzanas

INGREDIENTES

  •     1 costillar entero de Ternasco de Aragón IGP cortado en dos trozos iguales
  •     3 manzanas Golden de buen tamaño
  •     1 botella de sidra
  •     4 o 5 piezas de anís estrellado
  •     Sal, laurel y pimienta negra

PREPARACIÓN

Salpimentar el costillar por todas las caras, untar la piel con unas gotas de AOVE y meter al horno ya caliente a 150ºC durante 45 minutos. Pelar las manzanas y cortar cada una en 4 gajos. Las pieles y los corazones los guardaremos. A los 45 minutos de estar el costillar en el horno, añadir a la bandeja las peladuras y los corazones de las manzanas, el anís estrellado y regar con media botella de sidra. Dejarlo en el horno otros 30 minutos. Pasado ese tiempo, nada más sacar la bandeja, añadir un par de cucharadas de agua y volcar todo el contenido de la bandeja (jugos y peladuras) en un cazo. Añadir a este mismo cazo la media botella de sidra restante y poner al fuego fuerte hasta que se reduzca el líquido a la mitad. Triturar todo el jugo, rectificarlo con una pizca de sal y una cucharadita de azúcar y pasar por un colador fino. Cortar el costillar en 8 trozos y colocar en la bandeja del horno de nuevo. Extender los 12 gajos de manzana y meter al horno durante otros 15 minutos. Al sacar del horno, volcar en la bandeja la salsa de sidra y servir a cada comensal 2 trozos de costillar, 3 gajos de manzana, salsa al gusto y decorar con una estrella de anís.

 

Entrecot de Ternera Gallega a la plancha y verduritas al tomillo

INGREDIENTES

  • 4 entrecots de 300 gr de Ternera Gallega IGP
  • 4 setas
  • 4 láminas de calabacín
  • 1 cebolla morada cortada
  • 2 tomates medianos
  • 4 espárragos verdes
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Tomillo fresco

 

PREPARACIÓN

Atemperar media hora. Añadir Aceite de oliva y pimienta molida. En una sartén tipo parrilla dorar los entrecots primero por los lados todo alrededor y luego un par de minutos por cada cara. Añadir sal gruesa por las caras ya doradas. Reposar 5 minutos. Poner las verduras laminadas en la misma parrilla mientras se salpimentan directamente en la plancha y añadir un poco de tomillo fresco. Añadir sal y pimienta. Para emplatar, trinchar la carne en láminas y acompañar de las verduras a modo de milhojas y una ramita de tomillo fresco.

 

*Además de estas recetas, la web de la campaña “Carnes con estilo” dispone de un apartado con videorecetas de ambas IGP para entretenerse en los fogones.

 

 

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

 

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros jóvenes, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, los animales no superan los 10 meses y la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 

Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Parmigiano Reggiano. 27 de marzo. Día Internacional del Queso

Con motivo de la celebración del Día Internacional del Queso el 27 de marzo, vamos a ahondar en la fascinante historia del Parmigiano Reggiano, conocido como “rey de los quesos”. Se trata de un producto elaborado únicamente con leche, cuajo y sal, y siguiendo un proceso 100% artesanal.

El Parmigiano Reggiano es uno de los quesos más antiguos y preciados del mundo. Intrínsecamente vinculado al territorio donde se produce, las provincias de Parma, Reggio Emilia, Módena, y una pequeña parte de Mantua y Bolonia, hoy en día se sigue elaborando como desde hace nueve siglos, de forma artesanal y totalmente natural, sin aditivos, solo con leche, cuajo y sal.

 

El inicio de la leyenda

Considerado como “el rey de los quesos”, los orígenes del Parmigiano Reggiano se remontan a la Edad Media, cuando los monjes benedictinos impulsaron la búsqueda de un queso que tuviera una larga duración en el tiempo. Afortunadamente, dieron con él, secando la masa y aumentando el tamaño de las piezas, con lo que consiguieron prolongar su consumo y extenderlo más allá de su zona de producción.

La primera referencia escrita sobre este queso data de 1254, y se encuentra en un acta notarial del archivo del Estado de Génova, en la que ya se menciona el caseus parmensis. Aunque, sin duda, el texto más representativo en el que aparece está fechado en 1344, cuando Giovanni Boccaccio describe en su famoso “Decarmerón” la comarca del Bengodi, y menciona una montaña de parmigiano rallado donde se hacían rodar “macarrones y raviolis”, indicando así el uso que de este queso se podía hacer en la cocina.

 

Un queso, un territorio

No se puede entender el Parmigiano Reggiano sin vincularlo a la zona donde se elabora, la Emilia Romagna y una pequeña parte de Lombardia, una superficie de 10.000 km2 que comprende las provincias de Parma, Reggio Emilia, Módena, Mantua (al este del río Po) y Bolonia (al oeste del río Reno). Aquí se produce la leche, se transforma en queso, se cura (durante un mínimo 12 meses) y se envasa y ralla en caso de ser necesario.

La unión de este queso a su territorio va mucho más allá de una cuestión puramente tradicional o cultural, sino que tiene su origen en la utilización de la leche cruda que se produce exclusivamente en esta zona. Se trata de una leche especial, que se caracteriza por una singular e intensa actividad bacteriana de la flora microbiana autóctona, influida por factores ambientales y por los forrajes, hierbas y henos que consumen las vacas dedicadas a la producción del Parmigiano Reggiano.

 

Leche, cuajo y sal

Para elaborar el Parmigiano Reggiano solo se utilizan tres ingredientes: leche cruda, cuajo y sal. Nada más. La leche no se trata térmicamente, por lo que mantiene la riqueza de los fermentos lácticos presentes de forma natural, el cuajo proviene del estómago de los terneros lactantes (están prohibidos los cuajos de origen bacteriano) y la sal es sal común.

Está terminantemente prohibido el uso de cualquier aditivo, de iniciadores bacterianos y alimentos fermentados, así como de alimentos ensilados, ampliamente utilizados en otras partes de Italia. Solamente el quesero, con su buen hacer y gracias a la técnica de la caseificación, consigue hacer prevalecer las bacterias lácticas que operan en las fermentaciones lácticas positivas y esperadas para que el queso resulte extraordinario.

 

En el origen, las vacas

A día de hoy (datos de 2018), existen 265.000 vacas de más de 24 meses de edad que producen leche para la elaboración del Parmigiano Reggiano. Se alimentan fundamentalmente de forrajes locales (al menos un 50% tiene que haber sido producido en la misma granja en la que se produce la leche, y en un 75% debe proceder de la zona de influencia de queso) y también piensos vegetales a base de cereales como cebada, trigo y maíz  provenientes de empresas acreditadas por el Consorcio del Parmigiano Reggiano.

Esta cuidada alimentación es muy estricta, y excluye materias primas muy comunes en la alimentación de este tipo de ganado, para evitar que se trasmitan aromas o sabores anómalos a la leche y que puedan llegar a influir en el producto final.

 

La curación

El periodo de curación mínimo del Parmigiano Reggiano es de 12 meses, aunque es en torno a los 24 cuando este producto alcanza la maduración adecuada. Puede también seguir madurando hasta los 36, 48 o más meses, para manifestar aromas y perfumes poco explorados. Estas curaciones tan distintas convierten a este queso en un ingrediente extremadamente versátil, que puede maridar con cualquier tipo de producto.

  • 12-18 meses – Presenta un sabor armónico y delicado con efluvios de leche, yogur y fruta fresca. Resulta especialmente adecuado como aperitivo, en combinación con vinos blancos espumosos o para enriquecer ensaladas y platos fríos.
  • 22-24 meses – Se presenta soluble, desmenuzable y granuloso, con un justo equilibrio entre dulce y sabroso, con notas de fruta fresca, frutos secos y caldo de carne. Perfecto con vinos de cuerpo medio y para otorgar sabor a todos los platos de la tradición italiana.
  • 30-36 meses – Es singularmente desmenuzable y granuloso. Su sabor es marcado, con notas de especias, frutos secos y caldo de carne.  Se trata del ingrediente ideal para las pastas rellenas y al horno o para ser degustado como postre en combinación con fruta y miel.
  • Más de 40 meses – El Parmigiano Reggiano de más de 40 meses ha superado la prueba del tiempo y regala agradables efluvios de especias. Es un agradable compañero para degustar con vinos estructurados y de meditación, y se trata de un regalo muy exclusivo.

 

Para más información: www.parmigianoreggiano.com

Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Helado Parmigiano Reggiano

COCINA EN CASA CON PARMIGIANO REGGIANO

En estos días de alerta sanitaria y confinamiento solidario, cocinar se ha convertido en una actividad no solo indispensable para el sustento diario de las familias, sino una magnífica forma de ocupar el tiempo en casa. Por eso, desde Parmigiano Reggiano, te ofrecemos unas sencillas recetas para que te animes a cocinar con el rey de los quesos italianos. ¡A la cocina!

 

SOPA MINESTRONE

 

Ingredientes:

  • Mix de vegetales, frescos o congelados
  • Pasta de tomate concentrado
  • Corteza de Parmigiano Reggiano
  • Parmigiano Reggiano rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Cebolla picada
  • Sal y pimienta

 

Elaboración

  1. Ponga un poco de aceite en una olla grande a fuego lento. Agregue la cebolla, un poco de agua, sal y pimienta. Suba un poco el fuego para saltear la cebolla.
  2. Agregue las verduras picadas (frescas o congeladas). Agregue el doble de agua que el peso de las verduras utilizadas y una cucharada colmada de pasta de tomate concentrado.
  3. Lave las cortezas de Parmigiano Reggiano y raspe la capa exterior. Córtela en trozos pequeños y agréguelos a la sopa.
  4. Cocine a fuego lento y sirva con una cantidad generosa de Parmigiano Reggiano rallado.

 

RISOTTO DE PUERRO Y SALCHICHAS

 

Ingredientes:

  • 500 g de arroz tipo Carnaroli
  • 3 salchichas de cerdo picadas
  • 2 puerros
  • 1 pastilla de caldo de verduras
  • 80 g de mantequilla
  • 100 g de Parmigiano Reggiano rallado
  • 1,5 vasos de vino blanco seco
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal fina al gusto

 

Elaboración:

  1. Ponga una cacerola al fuego con 1 litro de agua y agregue la pastilla de caldo. Mientras tanto, en otra olla, caliente 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra a fuego lento, agregue los puerros, muy picados, y saltee durante unos 15 minutos.
  2. Mientras, en una sartén, caliente una cucharada de aceite de oliva virgen extra y fría las salchichas picadas. Una vez que la carne esté bien dorada, agregue medio vaso de vino blanco y deje que se evapore a fuego lento.
  3. Añada el arroz en la olla donde hemos dorado el puerro y sofríalo, después, agregue el vino restante y deje que se absorba. Cocine el risotto durante unos 20 minutos, añadiendo cucharones del caldo de la cacerola y remueva con frecuencia.
  4. Cuando el risotto esté a medio hacer (7-8 minutos antes de que esté listo), incorpore la salchicha. Cuando todos los ingredientes estén perfectamente cocidos, retire del fuego y añada el Parmigiano Reggiano y la mantequilla para mantecar el risotto.

 

RAVIOLIS CRUJIENTES DE PARMIGIANO REGGIANO Y SALVIA

 

Ingredientes:

  • 250 g de raviolis frescos (preferiblemente calabaza o de queso)
  • 100 g de pan rallado fresco
  • 2 cucharadas de salvia picada
  • 1 cucharada de romero picado
  • 100 g de Parmigiano Reggiano rallado, y un poco más para servir
  • Pimienta
  • 2 huevos
  • 100 ml de leche
  • Aceite vegetal, para freír
  • Un puñado de hojas de salvia

 

Elaboración:

  1. Extienda los raviolis en una bandeja para hornear y congele durante 25-30 minutos hasta que estén duros.
  2. Mezcle las migas de pan rallado, la salvia, el romero, 50 g de Parmigiano Reggiano y una pizca de pimienta negra. Bata los huevos y la leche en un plato poco profundo.
  3. Retire los raviolis del congelador y sumérjalos en la mezcla de huevo antes de cubrirlos con el pan rallado de Parmigiano Reggiano. Póngalos de nuevo en la bandeja para hornear y métalos al congelador durante otros 25-30 minutos para que se endurezcan.
  4. Caliente el aceite en una sartén hasta que esté caliente y fría los raviolis en lotes durante 3-5 minutos hasta que estén dorados. Retire del aceite y escurra sobre papel de cocina.
  5. Fría las hojas de salvia durante 1-2 minutos hasta que estén crujientes y escúrralas en papel de cocina. Sirva los raviolis calientes con más Parmigiano Reggiano rallado y las hojas de salvia fritas.

 

HELADO DE PARMIGIANO REGGIANO

 

 

 

Ingredientes:

  • 500 ml de nata montada
  • 115 g de azúcar morena granulada
  • 115 g de Parmigiano Reggiano finamente rallado
  • 800 g de fresas maduras picadas
  • Pimienta recién molida
  • 1 cucharada de vinagre balsámico envejecido

 

Elaboración:

  1. Lleve la nata a ebullición con el azúcar, revolviendo constantemente, luego retire del fuego y agregue el Parmigiano Reggiano rallado, removiendo hasta que se derrita.
  2. Deje enfriar e introduzca la mezcla en el congelador, tape y congele durante toda la noche.
  3. Sirva con fresas picadas, una pizca de pimienta negra y unas gotas de vinagre balsámico
Parmigiano Reggiano

ARMONÍAS CON PARMIGIANO REGGIANO, AMOR A PRIMER BOCADO

Miel, nueces, avellanas, fruta fresca o vinagre balsámico tradicional de Módena… Repasamos algunas de las excelsas combinaciones con las que disfrutar del Parmigiano Reggiano en sus distintas maduraciones.

El refranero español ofrece prácticos consejos para la vida diaria y, como es obvio, las “cosas del comer” no han quedado exentas de protagonizar estas píldoras de sabiduría popular. Al “pan con pan comida de tontos”,  “ave que vuela a la cazuela” o “la comida reposada y la cena paseada” se le suma, entre miles, el famoso “uvas con queso saben a beso”.

Sin duda, las uvas son unas de las grandes combinaciones que existen a la hora de comer queso, y el Parmigiano Reggiano, uno de los más antiguos y apreciados del mundo, no es una excepción. Además, este queso italiano, declarado libre de lactosa, se puede encontrar en distintas maduraciones, lo que permite disfrutar de matices, aromas y sabores diferentes y versátiles, en función del tiempo que haya estado curándose.

El periodo de curación mínimo del Parmigiano Reggiano, que únicamente se produce en la Emilia Romagna, en una superficie de 10.000 km2 que comprende las provincias de Parma, Reggio Emilia, Módena, Mantua (al este del río Po) y Bolonia (al oeste del río Reno), es de 12 meses. No existen ruedas de este producto de menor edad.

El queso de entre 12 y 18 meses de curación presenta un sabor armónico y delicado con efluvios de leche, yogur y fruta fresca, y resulta especialmente adecuado como aperitivo, en combinación con vinos blancos espumosos o para enriquecer ensaladas y platos fríos. Además combina a la perfección con fruta fresca como uvas, peras y manzanas verdes; y su sabor delicado podría contrastar a la perfección con un chutney no demasiado picante de kiwi, albaricoque o incluso melón.

La más habitual de la curaciones de Parmigiano Reggiano es la que ronda los 22 o 24 meses, que es la que se puede encontrar con facilidad en los supermercados y grandes superficies. Estos quesos se presentan solubles, desmenuzables y granulosos, con un justo equilibrio entre dulce y sabroso, con notas de fruta fresca, frutos secos y caldo de carne.

El 22-24 meses resulta excelente por ejemplo con una ensalada de fruta (pera, manzana, pomelo y naranja) o aderezado con vinagre balsámico tradicional de Módena o Reggio Emilia. Los frutos secos, como las nueces o las avellanas, y los higos le van maravillosamente, pero resulta realmente excelente combinado con ciruelas. Es ideal para preparar cualquier plato tradicional italiano. En cuanto a los vinos, se puede combinar con tintos de cuerpo medio, como el Sangiovese di Romagna, el Gutturnio o el Chianti Classico, si optamos por vinos italianos, o con un Rioja, un Ribera o un Priorat, si preferimos producto nacional.

Avanzamos en edad y en sabor con el queso de entre 30 y 35 meses de curación. Se trata de un lácteo singularmente desmenuzable y granuloso. Con un sabor marcado y notas de especias, frutos secos y caldo de carne. Este queso es el ingrediente ideal para elaborar pastas rellenas y al horno, o para ser degustado como un delicioso postre, en combinación con fruta y miel. En cuanto a los vinos, por qué no combinarlo con un vino blanco seco y complejo con madera o trabajo de lías.

El Parmigiano Reggiano que ha madurado más de 40 meses, disfruta de un carácter distintivo y ofrece agradables aromas de especias. Va muy bien con vinos de cuerpo y estructura como el Barolo, Barbaresco o Brunello di Montalcino, con vinos de uvas blancas como el Albana di Romagna o vinos de meditación, pero si queremos darle un toque fantástico, ¿por qué no combinarlo con un jerez amontillado? La miel le va a las mil maravillas, siendo interesante probar combinaciones de distintos tipos.

Estas son tan solo algunas sugerencias para degustar y experimentar con este increíble queso que, hoy en día, se sigue elaborando desde hace nueve siglos, de forma artesanal y totalmente natural. Sin aditivos, solo con leche, cuajo y sal.

 

Para más información: www.parmigianoreggiano.com

Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Carnes con estilo

“CARNES CON ESTILO’ AUMENTA SU RECONOCIMIENTO COMO IGP

  • El reconocimiento del sello europeo IGP (Indicación Geográfica Protegida) se ha duplicado en España tras dos años del plan de promoción “Carnes con estilo”.
  • Tras el segundo año de esta campaña, promovida por las IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón, la mitad de los consumidores entrevistados es consciente de los atributos que certifica este sello, al que asocian con calidad y origen.
  • La campaña “Carnes con estilo” ha impactado en una audiencia de 25 millones de usuarios, lo que supone un 39% más que en 2018.

 

Según una encuesta realizada por la consultora GFK[1]  entre consumidores de carne fresca, la mitad de la población española sabe qué es una Indicación Geográfica Protegida (IGP) y un 39,5% de los entrevistados es capaz de reconocer el logotipo de la IGP. Esto supone que, tras dos años de la campaña “Carnes con estilo”, que pusieron en marcha las IGP Ternasco de Aragón y Ternera Gallega en 2018, el reconocimiento de este sello europeo se ha duplicado en España [2].

Además, cabe destacar que el consumidor español sigue vinculando los atributos de “calidad” y “origen” a los productos avalados con el sello IGP, habiendo aumentando la fiabilidad que los encuestados depositan en el marchamo por avalar un “producto protegido”, un indicador que se ha visto incrementado en un 40% con respecto al año pasado.

En términos generales, el consumidor asocia, con una nota superior a 8 sobre 10, que los productos avalados por el sello IGP tienen garantía de origen y frescura, favorecen la economía rural y están sometidos a una cuidadosa crianza. Además, los vinculan a buen aspecto, buen sabor, frescura y confianza.

Estas son algunas conclusiones de esta encuesta, que se ha llevado a cabo con motivo del cierre de segundo año de la campaña “Carnes con estilo”, un plan de promoción que cuenta con la financiación de la Unión Europea y con el que las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) Ternera Gallega y Ternasco de Aragón están reivindicando la garantía de calidad y origen de sus carnes frescas, avaladas con el sello europeo IGP.

 

Una campaña que anima al consumo

De los responsables de compra encuestados por GFK, uno de cada cuatro reconoce haber visto la campaña “Carnes con estilo” en alguno de sus formatos: a través de la cartelería desplegada en casi 800 puntos de venta; en las degustaciones de producto de las que han podido disfrutar más de 35.000 personas en grandes superficies y supermercados de diversas comunidades autónomas; gracias a las publicaciones de medios de comunicación generalistas y especializados que han impactado en una audiencia de más de 25 millones de usuarios o a través de Internet y las redes sociales.

En este último caso, destaca la percepción que los consumidores tienen del vídeo promocional de la campaña, que ha sido capaz de trasladar a los espectadores conceptos como “calidad”, “origen” y “proceso de crianza”.

El fin de enero pondrá el punto y final al segundo año de una campaña que “anima a comprar”, según la opinión de un 69,4% de los entrevistados. El 1 febrero dará el pistoletazo de salida al tercer y último año de este plan de promoción europeo en el que tanto Ternera Gallega como Ternasco de Aragón están sumando fuerzas y aprovechando sinergias para hacer llegar al consumidor todas las garantías que los sellos IGP aportan, así como la información sobre la calidad de sus carnes frescas.

 

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

Son terneros de menos de 10 meses, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

[1] Estudio de investigación GFK 2019. Programa de promoción IGP Ternera Gallega y Ternasco de Aragón

[2] Dato extraído a partir del 19% de reconocimiento registrado en el Eurobarómetro en 2015. ‘Special Eurobarometer 440 – Wave EB84.2 – TNS Opinion & Social’

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar Centro de privacidad Configuracion de Privacidad Leer nuestra Política de Privacidad