Carne Silvestre Archivos - Gaia
478
archive,category,category-carne-silvestre,category-478,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.4.1,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
Curiosidades Carne Silvestre

CURIOSIDADES CARNE SILVESTRE Y TRUCOS PARA SU ELABORACIÓN

  • ¿Sabes que la producción de Carne Silvestre no tiene coste medioambiental para la sociedad?
  • ¿Sabes que es más magra que otras carnes y puede ser cocinada de mil y una formas?
  • ¿Sabes que cada una de las especies que componen el universo de la Carne Silvestre goza de sus propios trucos y curiosidades?

De pelo o de pluma, de caza mayor o menor. La Carne Silvestre es un producto 100% natural y exquisito que destaca no solo por su extraordinario sabor, sino por la multitud de matices y curiosidades que encierra.

Por ejemplo, ¿sabías que se trata del único producto agroalimentario que existe de forma permanente en las zonas rurales más desfavorecidas? ¿Que gracias a su venta son viables económicamente gran cantidad de fincas? ¿Y que gracias a esa viabilidad económica se pueden seguir conservando rincones que son auténticos paraísos medioambientales?

¿Sabías que la producción de Carne Silvestre no tiene coste medioambiental para la sociedad, pues se cría en total libertad y consumiendo solo lo que ofrece el campo? Además, ¿sabías que no hay ningún otro animal, aparte de la Carne Silvestre, que en su crianza goce de mejor bienestar animal?

En cuanto a sus características culinarias, la Carne Silvestre es más magra[1] que otras carnes, presenta una extraordinaria versatilidad y puede ser cocinada de mil y una formas. Además, supone un interesante reto para los amantes de la cocina, ya que para lograr el mejor resultado en el plato, cada especie tiene sus propios trucos culinarios. Te contamos algunos trucos y curiosidades:

Corzo

Para conseguir un estofado sabroso y realmente especial de corzo es necesario seguir tres reglas generales: la primera el adobo o marinado previo, la segunda la intensidad del fuego, que ha de ser mínima, casi sin llegar a hervir, y por último, una vez terminada la cocción, un reposo de unas horas antes de consumirlo.

Ciervo

Cuando se abate el animal es necesaria una actuación rápida por parte del cazador, ya que uno de los factores que marcan la calidad de la carne de ciervo y de otras especies de caza mayor es el tiempo que transcurre desde su muerte hasta el momento que se eviscera y refrigera. Cuanto menos tiempo pase, mejores propiedades tendrá y de mejor calidad será su carne.

Jabalí

La clave para su cocinado es el adobo, que no solo tiene que ser abundante, sino que debe dejarse madurando bastante tiempo, por ejemplo un par de días. Era considerado por los celtas el rey de los bosques, un ente sagrado. Se trata de un animal oportunista y nocturno que goza de una alimentación omnívora, basada en un 90% en productos vegetales y el 10% restante en productos animales.

Liebre

Como casi toda la carne de caza, el otoño es el mejor momento para el consumo de esta pieza, que habrá cogido fuerzas para el invierno y estará muy bien formada. Es aconsejable consumir liebres que no superen el año de vida, ya que éstas, al recorrer cientos de kilómetros anuales, desarrollan una carne más prieta.

Becada

Se trata de un ave migratoria que habita los bosques húmedos y las zonas pantanosas. No solamente es conocida por el nombre de becada, también se le llama sorda o chocha perdiz. Una vez en los fogones, su carne es considerada un exquisito manjar, es aromática y gustosa, capaz de recordarnos sabores ancestrales como el moho, la hierba y el humo.

Faisán

El faisán se puede cocinar de múltiples formas, aunque lo más indicado para conservar sus propiedades intactas es el horno. Si se quiere conseguir más jugosidad en este tipo de ave, podremos utilizar una técnica ancestral que consiste en cubrirla con manteca de cerdo, de este modo el dorado resultante del asado quedará más crujiente.

Zorzal

Su vuelo rápido y nervioso hace que esta ave sea muy fibrosa y dura, de ahí que se aconseje, una vez desplumada, un reposo de dos días en la nevera o a temperaturas bajas. Nunca se deben meter directamente en el morral o el chaleco, ya que deben airearse previamente como todas las especies de caza menor.

Perdiz

A la hora de la cocción es muy importante que la parte de las pechugas esté hacia abajo para que la cocción sea uniforme. De las carnes de caza, la perdiz es la que mayor cantidad de proteínas y sales minerales conserva una vez cocinada. Tiene un gran porcentaje de agua, llegando al 76%, y su contenido en grasa es inapreciable y disminuirá durante la cocción.

 

Para más información: carnesilvestreuropea.com

ASICCAZA

La Asociación Interprofesional de la Carne de Caza Silvestre  (ASICCAZA) es la primera organización interprofesional de carne de caza, una asociación sin ánimo de lucro, que se constituye con objeto de asumir la representación y defensa de los intereses comunes de los productores e industriales del sector de la carne de Caza Silvestre.

Esta organización sectorial agrupa organismos implicados en el ámbito cinegético del sector de la conservación del Medio Ambiente y del gastronómico, entre otros, para que todas las partes involucradas en el sector unan sus fuerzas en una misma dirección para ofrecer soluciones.

Para más información:

Patricia Magaña

p.magana@gaiacomunicacion.es

676 507 167

 

[1] http://catedraldelacaza.com/beneficios-la-carne-caza/

0

CARNE SILVESTRE, CLAVE PARA EL DESARROLLO RURAL

  • El consumo de Carne Silvestre forma parte del acervo cultural de la sociedad española y la actividad cinegética se ha convertido en un dinamizador multisectorial para la economía de las zonas rurales.
  • Alrededor de 25.000 turistas extranjeros visitan España anualmente para realizar turismo cinegético.

El mundo rural ha pasado de ser uno de los principales motores económicos de España, con una importante población activa, a convertirse en un sector con una población cada vez más mermada y envejecida.

En un país en el que el medio rural abarca el 90% del territorio y en el que reside un 20% de la población (hasta un 35% incluyendo las zonas periurbanas)[1], la búsqueda de actividades alternativas que combatan el abandono de tierras y el éxodo rural hacia las grandes urbes, se hace imprescindible.

La caza de ciervos, jabalíes, gamos, corzos, perdices, palomas y otras especies de Carne Silvestre supone, junto al turismo rural, una nueva dimensión para los pueblos españoles, ya que atrae hasta nuestro país a cientos de cazadores nacionales y extranjeros, generando un importante impacto económico.

El turismo cinegético

El 87% del territorio español está declarado de aprovechamiento cinegético, lo que supone un total de 43,8 millones de hectáreas, divididas en 32.817 cotos, un enorme potencial para el turismo en busca de Carne Silvestre. De estos terrenos, el 19% se concentra en Castilla y León, seguida de Castilla–La Mancha (16%) y Andalucía (16%); aunque si ponemos la extensión en contexto con el tamaño de las comunidades autónomas, más del 90% de La Rioja, Aragón, Cataluña, Navarra y Asturias están declaradas como terreno cinegético, según el último informe de la Fundación Artemisan[2].

A las casi 850.000 licencias de caza nacionales que se contabilizan actualmente hay que  añadir los 25.000 turistas extranjeros que visitan España anualmente para realizar turismo cinegético, procedentes principalmente de Francia, Italia, EEUU y también de países como Qatar, Emiratos Árabes y Arabia Saudí[3]. Se trata de personas que se caracterizan por tener una capacidad adquisitiva media-alta, lo que se traduce en un importante nivel de gasto que genera cuantiosas rentas a los habitantes de las zonas rurales, dándose incluso el caso de grupos de extranjeros que pueden llegar a gastar entre 40.000 y 50.000 euros en un único fin de semana[4].

Además, la actividad cinegética ejerce un efecto positivo en el arraigo poblacional, ya que muchos cazadores siguen ligados a sus municipios de origen gracias a poder ejercer esta actividad en su medio rural, contribuyendo a fijar población en las zonas más desfavorecidas.

Acervo cultural

Y es que el consumo de Carne Silvestre forma parte del acervo cultural de la sociedad española y la actividad cinegética, necesaria para su existencia, es practicada en la actualidad por alrededor de 850.000 personas. Con 333.974 licencias federativas, esta actividad es el tercer deporte más practicado en España, tras el fútbol y el baloncesto. Esta actividad se ha transmitido a lo largo de siglos, e incluso algunas modalidades, como la Cetrería, han sido reconocidas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO[5].

El sector de Carne Silvestre constituye un verdadero dinamizador multisectorial para la economía de las zonas rurales donde se produce, y se vincula directa e indirectamente con múltiples sectores y actividades económicas que generan un importante impacto económico y la generación de empleo en el territorio.

De hecho, se calcula que el sector de la caza contribuye al mantenimiento anual de 141.261 empleos directos, indirectos e inducidos, a los que hay que sumar puestos de trabajo directos generados por los titulares de coto y organizadores profesionales de caza, que ascienden a 45.497 empleos, alcanzando un total de 186.758 puestos de trabajo mantenidos anualmente gracias al sector, es decir, un 1% de la población activa.

Para más información: carnesilvestreuropea.com y viandesauvageurope.fr

ASICCAZA

La Asociación Interprofesional de la Carne de Caza Silvestre  (ASICCAZA) es la primera organización interprofesional de carne de caza, una asociación sin ánimo de lucro, que se constituye con objeto de asumir la representación y defensa de los intereses comunes de los productores e industriales del sector de la carne de Caza Silvestre.

Esta organización sectorial agrupa organismos implicados en el ámbito cinegético del sector de la conservación del Medio Ambiente y del gastronómico, entre otros, para que todas las partes involucradas en el sector unan sus fuerzas en una misma dirección para ofrecer soluciones.

Para más información:

Patricia Magaña

p.magana@gaiacomunicacion.es

676 507 167

[1] “Población y Sociedad Rural”. Ministerio de Medioambiente y Medio Rural y Marino. https://www.mapa.gob.es/es/ministerio/servicios/analisis-y-prospectiva/Agrinfo12_tcm30-88390.pdf

[2] https://www.fundacionartemisan.com/wp-content/uploads/2018/05/ESTUDIO-COMPLETO-ESPA%C3%91A.pdf

[3] “Análisis de las repercusiones de la actividad cinegética en el territorio español derivadas del turismo.” https://riunet.upv.es/bitstream/handle/10251/98820/CORACHAN%20%20An%C3%A1lisis%20de%20las%20repercusiones%20de%20la%20actividad%20cineg%C3%A9tica%20en%20el%20territorio%20espa%C3%B1ol%20deri….pdf?sequence=1

[4] https://www.efeagro.com/noticia/turista-caza/

[5] https://www.mecd.gob.es/cultura-mecd/areas-cultura/principal/novedades/patrimonio/2011/la-cetreria.html

0
x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar Centro de privacidad Configuracion de Privacidad Leer nuestra Política de Privacidad