1621
post-template-default,single,single-post,postid-1621,single-format-standard,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-5.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
Fajitas Termera Gallega

“Carnes con estilo” nuevas recetas de otoño

Fajitas, brochetas, guisos, filetes rusos o tacos de ‘ternasquita pibil’ son algunas de las propuestas de las Indicaciones Geográficas Protegidas Ternasco de Aragón y Ternera Gallega para disfrutar de sus carnes durante los próximos meses.

Se trata de recetas sencillas, elaboradas con ingredientes de proximidad y fáciles de conseguir, que permiten explorar nuevos cortes de cordero y ternera fáciles y rápidos de preparar, que hacen que consumir estas carnes frescas sea más apetecible, asequible y cómodo que nunca.

El primer paso para todas las recetas es acudir al punto de venta habitual y buscar el sello europeo IGP, que certifica que estos productos son alimentos de calidad diferenciada. Con la materia prima en la cesta de la compra, ya solo queda ponerse ¡manos a la obra!

Para ello, ambas IGP nos proponen originales recetas como estas fantásticas Fajitas de Ternera Gallega IGP marinada a la parrilla, que se pueden preparar con económicos cortes como la bavette, los filetones de tapa o la babilla, o estos divertidos Tacos de Ternasco de Aragón IGP que se preparan con una pierna deshuesada de este cordero joven aragonés.

Además, estas IGP proponen recetas sin complicaciones, aptas para todos cocinillas de todos los niveles, como estos Filetes rusos de Ternera Gallega IGP con queso de cabra y cebolla frita ideales para cocinar con niños o este Bocata de Filete de Ternasco de Aragón IGP con huevos rotos y trufa que hará las delicias de los jóvenes de la casa.

Por su parte, las Brochetas de Ternera Gallega IGP al estilo oriental, elaboradas a partir de la cadera o la babilla de Ternera Gallega, nos permitirá viajar con el paladar hasta lugares remotos.

Tampoco pueden faltar los clásicos en la cocina, y las dos IGP proponen elaboraciones contundentes y muy apetecibles para las temperaturas otoñales, como este jugoso Carrillón de Ternasco de Aragón IGP al vino rancio, este guiso de Ternera Gallega IGP en salsa de piñones y setas, elaborado a partir de la contra, o la Falda de Ternasco de Aragón IGP en blanqueta.

Todas estas vídeorecetas se explican detalladamente y se unen a otras 20 elaboraciones, 10 con Ternera Gallega y 10 con Ternasco de Aragón que se pueden consultar en la página web de la campaña: www.carnesconestiloigp.com.

 

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero de menos de 90 días, alimentado con leche materna y cereales naturales hasta alcanzar un peso en canal que oscila entre 8 y 12,5 kg.

Su exigente proceso de crianza y control está regulado desde 1989 por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Ternasco de Aragón, lo que supone la distinción de ser la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica. La IGP Ternasco de Aragón fue amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida en el año 1996.

Gracias a que todo el proceso de crianza está previamente definido, y a los frecuentes controles que se realizan durante todo ese tiempo, se garantizan unos estándares de calidad óptimos que se traducen en una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable —demostrado en varios estudios profesionales publicados—, y cada vez más versátil, para satisfacer a nuevos tipos de consumidores y nuevas formas de consumo.

Como beneficio adicional, el Ternasco de Aragón favorece la economía rural aragonesa, su cultura y medio de vida, manteniendo la población y preservando el medio natural.

 

IGP Ternera Gallega

La Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega  inicia su labor de control y promoción en 1989. Desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.

 

La carne comercializada bajo el amparo de la IGP Ternera Gallega es exclusivamente de terneros nacidos, criados y sacrificados en Galicia, que proceden de razas autóctonas y sus cruces y que superaron un riguroso programa de control integral.

 

Son terneros jóvenes, criados en ganaderías y cebaderos tradicionales, alimentados siguiendo las pautas seculares de la producción de carne en Galicia, con el aprovechamiento de los forrajes propios de la explotación y con concentrados  autorizados exclusivamente de origen vegetal. Además en el caso de Ternera Gallega Suprema, los animales no superan los 10 meses y la base de su alimentación es la leche materna como mínimo hasta los 7 meses de edad. La carne se caracteriza por su textura de músculo fino, por su jugosidad, sabor y extraordinaria terneza.

 

 

Para más información: Patricia Magaña – 676 50 71 67 – p.magana@gaiacomunicacion.es

Ana Rodríguez

gaia@gaiacomunicacion.es
No Comments

Post a Comment

x

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar Centro de privacidad Configuracion de Privacidad Leer nuestra Política de Privacidad